Linfadenitis

Se tarta de una infección en los ganglios linfáticos, una complicación muy frecuente de determinadas infecciones bacterianas.

Los ganglios linfáticos están localizados a lo largo del cuerpo y constituyen una parte importante del sistema inmunológico. Contribuyen al reconocimiento y combate de microbios, infecciones y sustancias extrañas. Contienen una gran cantidad de glóbulos blancos que contribuyen a combatir las infecciones.

Las zonas del cuerpo donde se palpan los ganglios linfáticos son:

  • Las axilas
  • debajo de la mandíbula y la barbilla
  • Sobre la parte posterior de la cabeza
  • La ingle
  • El cuello
  • Detrás de los oídos

El dolor y/o aumento en el tamaño de los ganglios linfáticos suele ser una señal de que el organismo está combatiendo una infección.

La linfadenitis se presenta cuando los ganglios se agradan a consecuencia de una inflamación, en general, en respuesta a hongos, bacterias o virus. Los ganglios inflamados suelen estar próximos al sitio de un tumor, infección o inflamación.

La linfadenitis puede ocurrir luego de una infección cutánea u otro tipo de infecciones causadas por bacterias como ser estafilococos o estreptococos. En casos poco frecuentes puede ser causada por infecciones como bartonela o tuberculosis.

Síntomas

  • Ganglios linfáticos inflamados, duros o sensibles
  • Piel roja y sensible en la zona del ganglio linfático
  • Cuando se forma un absceso, los ganglios pueden sentirse como elásticos

Tratamiento

La linfadenitis puede propagarse en pocas horas, por lo cual el tratamiento debe iniciarse muy rápido.

El mismo puede incluir:

  • Antibióticos para el tratamiento de cualquier tipo de infección
  • Compresas frías para disminuir la infamación y el dolor
  • Analgésicos para el dolor
  • Antiinflamatorios para disminuir la inflamación
  • En caso de absceso puede ser necesaria la cirugía para drenar el absceso

Pronóstico

El tratamiento a tiempo con antibióticos generalmente conduce a la recuperación total. Sin embargo, la desaparición de la inflamación puede demorar algunas semanas o meses. El tiempo de recuperación puede depender de la causa de la linfadenitis.

Complicaciones

  • Celulitis (infección de la piel)
  • Sepsis (infección en el torrente sanguíneo)
  • Formación de absceso
  • Fístulas (generalmente ocurren en linfadenitis como consecuencia de tuberculosis)
Puntaje: 
Sin votos aún