Heces con sangre

El aspecto y color de las heces dice mucho sobre el estado de salud de la persona. Si bien no es un tema de conversación agradable, es sumamente importante prestar atención a estas señales del organismo, ya que pueden indicar algún problema que requiera atención médica.

La presencia de heces con sangre, suele alarmar mucho y generar gran angustia. Sin embargo, generalmente se trata de afecciones leves y de fácil tratamiento, como puede ser una fisura anal, hemorroides u otras condiciones más graves como el cáncer de colon.

Causas más frecuentes de sangre en las heces

  1. Gastroenteritis bacteriana: es una infección intestinal causada por una bacteria, generalmente presente en algún alimento, que causa la generación de heces con sangre, mucosidad y dolor abdominal.
  2. La gastroenteróloga y profesora asociada de la Facultad de Medicina de la Universidad Duke, en Carolina del Norte, Estados Unidos, Deborah Fisher, señala:

    Se tiende a culpar al último alimento que se consumió, pero probablemente sea lo penúltimo, y no lo último que se ingirió.

  3. Fisura anal: puede ocurrir en personas estreñidas, aunque es poco frecuente. Son heridas pequeñas que aparecen en la zona que rodea el ano y que, al momento de defecar, por la fuerza que se ejerce, pueden sangrar. En estos casos la sangre que se ve en las heces es de color rojo y brillante. Sin embargo, los síntomas más frecuentes, antes que el sangrado, son la sensibilidad y el dolor en la zona.
  4. Hemorroides: son frecuentes en personas que presentan estreñimiento y, además de la presencia de heces, causan inflamación en la zona del ano. Al igual que en la fisura anal, el color de la sangre es rojo y brillante, lo que indicaría que la causa del problema está en el recto o el ano.
  5. Tumor en los intestinos: puede localizarse en el intestino delgado, lo cual es poco frecuente, o en el grueso (colon y recto), lo que desencadenaría en uno de los tipos de cánceres más comunes. En ambos casos puede existir sangrado en las heces, sin embago, el segundo caso se caracteriza por ser sangre de color oscuro, violeta o negro.
  6. Colitis ulcerativa y enfermedad de Crohn: se trata de dos enfermedades inflamatorias del intestino que se caracterizan, además de la sangre (mezcla de color rojo y oscuro), por dolor abdominal y diarrea con mucosidad, entre otros síntomas.
  7. El director del servicio de aparato digestivo del Centro Médico Teknon en España, Fermín Mearín, señala sobre el color de las heces en estos casos de enfermedad inflamatoria intestinal:

    Son más rojas cuanto más abajo, cerca del ano, esté la inflamación.

  8. Hemorragia digestiva: puede presentarse como consecuencia de afecciones leves, como las hemorroides, o graves, como el cáncer de colon o estómago. Las que indican presencia de sangre en el estómago son de color alquitrán.

Atender la presencia de sangre en las deposiciones siempre es fundamental para poder prevenir cualquier problema serio de salud, ya que, aunque se trate de una afección grave como puede ser el cáncer de colon, tomada a tiempo puede ser curada. Es importante tener en cuenta, además del color de la sangre, la cantidad, la frecuencia y la presencia de los síntomas que la acompañan. Ante la observación reiterada, lo ideal es consultar con un médico para descartar cualquier situación negativa.

Puntaje: 
Sin votos aún