Gastroenteritis bacteriana

Se trata de una inflamación del tracto intestinal (estómago y los intestinos) a causa de alguna bacteria.

Causas

La intoxicación alimentaría es la causa más frecuente de gastroenteritis bacteriana. Esta ocurre por la ingesta de alimentos contaminados y ocurre con mayor frecuencia luego de comer en la cafetería de grandes escuelas, restaurantes, al aire libre, etc.

La gastroenteritis bacteriana puede aparecer de manera aislada o como un brote infeccioso afectando a un importante grupo de personas que ingirió accidentalmente comida o agua contaminada por algún tipo de bacteria.

Entre las bacterias que causan gastroenteritis bacteriana están:

  • Campylobacter jejuni: Es la principal casa de gastroenteritis bacteriana
  • E.coli
  • Estafilococo
  • Cólera: En África Subsahariana y Asia es la causa más frecuente de gastroenteritis bacteriana. En general esta infección es transmitida a través del agua o alimentos contaminados
  • Salmonela
  • Yersinia.

Síntomas

  • Diarrea
  • Heces con sangre
  • Náuseas y vómitos
  • Cólicos abdominales
  • Inapetencia
  • Dolor abdominal

Pruebas de diagnóstico

  • Examinación física en busca de signos de intoxicación: Dolor de estómago, deshidratación, etc.
  • Pruebas de laboratorio con una muestra de materia fecal o de alimento para determinar el microorganismo causante de la gastroenteritis, pero ello no siempre demuestra la causa
  • Exámenes en busca de glóbulos blancos en las heces lo cual es un signo de que hay infección

Tratamiento

  • Reposo
  • Dieta líquida
  • Manejo de la diarrea, las náuseas y los vómitos

En caso que la diarrea y los vómitos sea muy abundante puede ser necesaria la reposición de líquidos por vía intravenosa, esto puede ser preciso sobre todo en niños.

El reposo y la dieta líquida son clave para mejorar la sintomatología. La ingesta de líquidos, además de prevenir la deshidratación y reponer las sales y minerales perdidas (electrolitos) como consecuencia de la diarrea y los vómitos, contribuye a la eliminación de las bacterias.

Luego de las primeras 24 horas, puede incluirse además de líquidos algún alimento sólido, en la medida que los síntomas vayan remitiendo. Entre los alimentos aconsejados están: Manzanas, yogurt, pollo sin piel a la plancha y lentamente se puede volver a la dieta habitual.

No se recetan antibióticos porque las bacterias no se eliminan con ellos. Pero sí pueden indicarse medicamentos para disminuir la diarrea.

Pronóstico

El pronóstico es bueno incluso sin tratamiento y en unos pocos días la gastroenteritis bactriana mejora. Sin embrago, hay algunos tipos raros de E.coli que pueden causar anemia severa e inclusive insuficiencia renal.

Casos en los que hay que consultar al médico

En caso que la diarrea se prolongue más allá de una semana o aparezca sangre en las deposiciones es necesario contactar al médico, especialmente cuando se trata de bebés o niños pequeños, ya que se deshidratan con mucha mayor facilidad que los adultos.

Puntaje: 
Sin votos aún