Dorsalgias

No es una patología, sino un síntoma, un dolor, cambios degenerativos en la región dorsal de la columna vertebral. Estos dolores están asociados con cambios posturales entre los que se incluyen la cifosis y la escoliosis.

Las dorsalgias constituyen el 10% de todos los dolores vertebrales agudos y en general su origen es muscular.

Causas

  • Contractura muscular
  • Esta puede afectar a cualquier músculo de la región dorsal pero lo más frecuente es que se presente en:

    • Alguno de los músculos de los que se insertan en el omóplato como ser el músculo trapecio
    • Músculos intercostales: Los que se localizan entre una costilla y la otra y contribuyen con la respiración
  • Estrés
  • Malas posturas
  • Artrosis

Diagnóstico

El diagnóstico se realiza a través de la palpación de la musculatura, aunque esta no es posible cuando afecta los músculos intercostales. Si es necesario el médico puede indicar una radiografía para confirmar la dorsalgia y/o descartar otras patologías.

Siempre que hay un dolor agudo hay que descartar las siguientes patologías:

  • Aplastamientos vertebrales por osteoporosis
  • Hernias discales
  • Tumores malignos de próstata, pulmón, pecho
  • Espondilitis anquilosante o infecciosas ( tuberculosis)
  • Escoliosis y enfermedad de Scheuermann en adolescentes
  • Dorsalgias irradiadas por problemas pulmonares, estomacales

Tratamiento

  • Medicación
  • La mayoría de los casos de dorsalgias son benignos y el tratamiento consta de medicación para el dolor, antiinflamatorios y relajantes musculares.

  • Fisioterapia
  • Aplicar hielo durante 10 minutos, 2 o 3 veces al día durante las primeras 48 horas. Posteriormente aplicar calor seco por 10 minutos 2 o 3 veces al día. Aplicar alguna crema con efecto antiinflamatorio, antiespasmódico y antiálgicos

  • Cuidados de la espalda al levantar peso, cuidar la postura al sentarse, etc.
  • Recurrir a técnicas para manejar el estrés
  • Estiramientos de a cadena posterior de espalda para prevenir que la tensión aplaste el cartílago provocando dolor y favoreciendo la aparición de artrosis

Prevención

  • Mantener un peso adecuado y saludable. El peso excesivo fuerza a la espalda para poder mantener su posición vertical y además incrementa la carga sobre los discos intervertebrales
  • Corregir la postura: No realizar movimientos bruscos o torsiones. Cuidar la postura mientras se está sentado y apoyar la espalda en un respaldo. Mantener la postura recta al caminar
  • Utilizar cinturón lumbar: Ayuda a mantener la espalda recta
  • Relajarse y controlar el estrés
Puntaje: 
Su voto: Ninguno Average: 5 (2 votes)