Apendicitis

La apendicitis es la infamación del apéndice, pequeño órgano unido al intestino grueso, que se ubica en la parte baja del abdomen a la derecha, encima de la ingle. La causa más común de inflamación, es la obstrucción del apéndice por la materia fecal, aunque también puede deberse a la inflamación de la mucosa del apéndice a raíz de infecciones bacteriales, como pueden ser salmonella, versinia y shigella.

La apendicitis es la infamación del apéndice, pequeño órgano unido al intestino grueso, que se ubica en la parte baja del abdomen a la derecha, encima de la ingle. La causa más común de inflamación, es la obstrucción del apéndice por la materia fecal, aunque también puede deberse a la inflamación de la mucosa del apéndice a raíz de infecciones bacteriales, como pueden ser salmonella, versinia y shigella.

La apendicitis es más común en la infancia, especialmente, en personas de entre 11 y 20 años de edad.

Síntomas de apendicitis

  • Fuerte dolor abdominal, cerca del ombligo que se desplaza hacia la parte inferior derecha, sobre la ingle
  • Fiebre
  • Falta de apetito
  • Náuseas y vómitos
  • Orinar con frecuencia y tener deseos permanentes de hacerlo
  • Diarrea
  • Estreñimiento
  • Distensión e hinchazón abdominal (sobre todo en los niños)
  • Dificultad para permanecer erguido

Estos síntomas pueden ser variables y dependerán del lugar en donde esté ubicado el apéndice, hay personas en las que el apéndice está ubicado en la denominada posición retrocecal caso en el que el dolor será en la zona de los riñones.

Diagnóstico

Dado que los síntomas de apendicitis son similares a los de otras afecciones y pueden confundirse, no es fácil realizar el diagnóstico. Por ello, la incidencia de la perforación es bastante elevada en el 25 a 30% de los casos que asciende entre el 50 y el 70% en los niños preescolares.

El mismo se realizará en función de los síntomas que presente el paciente, que en general estará muy adolorido, semi doblado, tomándose con sus manos la zona adolorida, caminara rengueando e inclinándose hacía adelante. La revisación médica consiste en la examinación abdominal, la palpación de la zona para ver si hay zonas sensibles al tacto. También se ordenan exámenes de orina, de sangre, rayos X de la zona abdominal, del pecho y en algunos casos tomografía computada.

Ante la sospecha de apendicitis, se solicitara al paciente no ingerir ningún alimento ni líquido para la intervención quirúrgica.

Complicaciones

La complicación más habitual de la apendicitis es la explosión de la misma o la perforación, que se produce generalmente entre las 36 y 48 horas luego de comenzados los síntomas, dado lo cual si el diagnóstico no se realiza de inmediato las posibilidades son altas. Si el apéndice revienta el dolor se vuelve muy fuerte y la fiebre asciende pudiendo llegar hasta los 40ºC. Si se perfora se infecta la cavidad del abdomen (peritoneo) y se produce lo que se denomina una peritonitis, una infección gravísima.

Apendicetomía

La intervención quirúrgica para extirpar el apéndice inflamado se denomina apendicetomía. Se remueve el apéndice realizando una incisión abdominal o mediante un pequeño instrumento llamado laparoscopio que hace pequeños orificios a través de los que se extirpa.

Esta intervención requiere entre 2 y 3 días de hospitalización. Previo y después de la misma se administran antibióticos intravenosos para prevenir la infección y de ser preciso se indicará algún calmante para aliviar el dolor postoperatorio. Tras el alta, la persona puede retomar su vida normal.

Si la apéndice revienta antes de realizar la apendicetomía, igualmente debe ser extirpada mediante una cirugía, pero la hospitalización será más extensa para que los antibióticos administrados puedan destruir cualquier bacteria que pueda haber sido diseminada.

Puntaje: 
Su voto: Ninguno Average: 2.8 (6 votes)