Sibutramina para adelgazar
Un derivado anfetamínico llamado Sibutramina
flickr.com

La sibutramina, es una droga que actúa sobre centro específicos del cerebro suprimiendo el apetito, gracias a este efecto, está indicada para el tratamiento prolongado de la obesidad.

Su uso se limita a pacientes con un IMC (índice de masa corporal) superior a 30 ó a 27 en presencia de ciertas enfermedades. Esta sustancia aprobada por la Administración de Alimentos y Fármacos de Estados Unidos (FDA por sus siglas en inglés), en noviembre de 1997, está contraindicada en personas con antecedentes de padecimientos cardiovasculares.

Acción farmacológica

La droga inhibe la recaptación de serotonina, dopamina y noradrenalina, por medio de sus dos metabolitos activos, generando un estímulo prolongado a nivel central, que produce sensación de saciedad y disminución del apetito. Paralelamente afecta los receptores noradrenérgicos periféricos, aumentando el gasto de energía por incremento del metabolismo. Los referidos metabolitos muestran un promedio de vida de 15 horas, de manera que la acción terapéutica dura un día aproximadamente.

Acción complementaria

En el tipo de obesidad señalada, el especialista por lo general no se limita a prescribir fármacos, sino que induce al paciente, a iniciar cambios en su estilo de vida que incluyan una dieta baja en calorías y el incremento de la actividad física.

¿Qué tan segura es la sibutramina para la salud?

Según los fabricantes y un vasto sector de consumidores, la sibutramina representa un paso seguro y efectivo, para bajar de peso, gracias a que aumenta la sensación de saciedad, disminuyendo el apetito, aumenta el gasto de calorías y reduce el peso de manera sostenida, además, se ha demostrado que no causa adicción y su eficacia y seguridad han sido ampliamente probadas en ensayos clínicos.

Para tomar en cuenta

Aun cuando el medicamento resulta efectivo para muchas personas que necesitan bajar de peso más allá de la estética, por estrictas razones de salud, es conveniente consultar con el especialista acerca de los efectos secundarios y las contraindicaciones relacionadas con esta droga. No siempre se presentan, pero las principales reacciones del organismo ante la ingesta de sibutramina, pueden resumirse en los siguientes aspectos:

  • Dolor de cabeza
  • Estreñimiento
  • Acidez estomacal
  • Boca seca
  • Debilidad
  • Dolor de espalda
  • Nerviosismo
  • Dificultad para dormirse o permanecer dormido
  • Secreción nasal
  • Síntomas parecidos a los de la gripe
  • Bochornos
  • Períodos menstruales dolorosos
  • Aumento de la presión arterial y la frecuencia cardiaca
  • Rubor
  • Sudoración

En referencia a las contraindicaciones como se ha señalado, todas aquellas personas que padecen o han padecido enfermedades cardiovasculares, deben abstenerse de consumir sibutramina. Otros casos para no consumirla son:

  • Embarazo y lactancia
  • Trastornos de la alimentación (anorexia y bulimia)
  • Enfermedades de origen psiquiátrico con prescripción de fármacos

También se recomienda tomar precauciones para el consumo de sibutramina, en casos de insuficiencia renal, disfunción hepática, cálculos biliares, glaucoma y enfermedades pulmonares frecuentes.

Voces de alerta

El consumo de la referida sustancia, plantea controversias entre algunos sectores que lo aprueban y recomiendan, y organismos encargados de la supervisión y control de sustancias farmacológicas en varios países, debido a las complicaciones que se han presentado en pacientes con cardiopatías y patologías relacionadas.

En ese sentido, la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), ordenó suspender su venta en ese país. En Estados Unidos, la FDA exigió a los fabricantes, añadir un nuevo rótulo de contraindicaciones, especificando que la sibutramina “no debe usarse en pacientes con antecedentes de enfermedades cardiovasculares”, tras revisar los datos de la Sibutramina Cardiovascular Outcomes Trial (SCOUT), cuyo informe definitivo se espera para mediados del presente año, y permitirá fijar una posición acorde con las garantías de uso. Por su parte la Agencia Europea de Medicamentos (EMEA), hace referencia a los mismos datos de SCOUT, en un comunicado de prensa con la conclusión de que “los riesgos de estos medicamentos son mayores que sus beneficios”.

Por otro lado, la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN) y la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad (SEEDO), publicaron en su sitio web el día 22 de enero del presente año, un comunicado donde afirman que “la sibutramina, comercializada como Reductil, es un fármaco para el tratamiento de la obesidad que se ha usado desde hace 10 años con todas las garantías de seguridad y eficacia, y ha contribuido positivamente al control de muchos pacientes".

Recomendaciones finales

Las personas que sufren de obesidad mórbida, requieren tratamientos eficaces, aun cuando sus efectos sean indeseados, pues su estado de salud está en riesgo permanente. En estos casos, sin excepción, el estricto control médico especializado, es fundamental. Sólo un profesional de la salud, está en capacidad de determinar cuál es el tipo de medicamento que un paciente de riesgo puede ingerir.

Los problemas pueden presentarse, cuando las personas en su afán por adelgazar, se auto-medican y adquieren esta y otras drogas, sin chequeos previos ni consulta alguna. En el caso de la sibutramina, está demostrado que los cardiópatas no pueden consumirla, pero hay muchas otras circunstancias para tomar precauciones. Si las dietas hipocalóricas y la actividad física no son suficientes para perder peso, busque ayuda segura y confiable para su salud, consulte a su médico.



aemps.es
fda.gov
ema.europa.eu
seen.es
Puntaje: 
Su voto: Ninguno Average: 4 (2 votes)