Síndrome hepatorrenal
La ictericia es uno de los síntomas del síndorme hepatorrenal

Es una complicación severa y en general, potencialmente mortal de la cirrosis. Se trata de una afección en la que hay una insuficiencia renal progresiva en un paciente con cirrosis hepática.

Causas

El síndrome hepatorrenal se presenta cuando hay una reducción de la función renal en un paciente con enfermedad hepática grave. Como se elimina menor cantidad de orina del organismo, los desechos nitrogenados se acumular en el torrente sanguíneo.

Esta afección se presenta en 1 de cada 10 pacientes hospitalizados como consecuencia de insuficiencia hepática y conduce a insuficiencia renal en aquellos con:

  • Hepatitis alcohólica
  • Insuficiencia hepática aguda
  • Cirrosis

Factores de riesgo:

  • Uso de diuréticos
  • Infección
  • Hipotensión ortostática (presión arterial que disminuye cuando la persona se levanta o cambia rápidamente de posición)
  • Sangrado gastrointestinal
  • Punción de líquido abdominal reciente

Síntomas

  • Cambios en el estado mental (delirio, confusión
  • Orina turbia
  • Náuseas y vómitos
  • Ictericia (piel amarillenta, síntoma de enfermedad hepática)
  • Hinchazón abdominal como consecuencia de líquido
  • Movimientos musculares espasmódicos o toscos
  • Disminución del gasto urinario

Diagnóstico

Un examen físico, en general mostrará signos de enfermedad hepática crónica como por ejemplo:

  • Ascitis (exceso de líquido en el abdomen)
  • Confusión
  • Ictericia
  • Testículos de menor tamaño
  • Incremento del tejido mamario
  • Reflejos anormales
  • Úlceras en la piel

Los signos de insuficiencia renal pueden abarcar:

  • Incremento de los niveles de creatinina y BUN
  • Sodio sérico bajo
  • Ausencia o disminución en la producción de la orina (menos de 400 cc por día)
  • Incremento de la densidad específica de la orina y su osmolalidad
  • Retención de líquido en el abdomen o extremidades
  • Baja concentración de sodio en la orina

Los signos de insuficiencia hepática pueden abarcar:

  • Incremento de los niveles de amoníaco en la sangre
  • Paracentesis que muestra ascitis
  • Tiempo de protrombina (TP) anormal
  • Albúmina sanguínea baja
  • Signos de encefalopatía hepática

Tratamiento

El objetivo del tratamiento es ayudar a que el hígado trabaje mejor y garantizar que bombee suficiente sangre al cuerpo.

El tratamiento es en general igual que el de una insuficiencia renal por otras causas:

  • Diálisis para mejorar los síntomas
  • TIPS (derivación no quirúrgica) para mejorar los síntomas de ascitis y ayudar a la función renal
  • Suspensión de todos los medicamentos innecesarios, sobre todo antibiótico neomicina, diuréticos, AINES e ibuprofeno
  • Medicación como dopamina, albúmina, midodrina, pueden usarse para controlar la presión arterial y ayudar temporalmente a que los riñones funcionen mejor
  • Intervención quirúrgica para colocar una derivación de Levine desde el espacio del peritoneo hasta la yugular, puede mejorar los síntomas de insuficiencia renal

Pronóstico

El pronóstico suele ser bastante desfavorable. La muerte suele ocurrir como consecuencia de una hemorragia o infección secundaria.

Complicaciones

  • Daño e insuficiencia de múltiples sistemas de órganos
  • Hipervolemia con edema pulmonar o insuficiencia cardíaca congestiva
  • Infecciones secundarias
  • Sangrado
  • Enfermedad renal terminal
  • Coma hepático
Puntaje: 
Sin votos aún