Mujer orinando
Las ganas frecuentes de orinar son un síntoma de mal funcionamiento renal.

Cuando algo no está bien en el organismo, éste se encarga de enviar signos de alerta, quizá al principio más leves y con el paso del tiempo cada vez más evidentes. Los riñones son los encargados de depurar la sangre, eliminando a través de la orina las toxinas que ingresan al organismo y reteniendo aquellos nutrientes que son necesarios para el mismo. Cuando éstos no trabajan correctamente, se produce un descontrol general que puede manifestarse con diversas señales que los riñones no funcionan bien.

1 Cambios en la micción

Entre los indicios claros de que algo no anda bien con el funcionamiento de los riñones, están los cambios en la micción. Dificultades para vaciar la vejiga al ir al baño a orinar. Presencia de ardor o dolor en la zona de la vejiga. Tener ganas de orinar muy seguido (cada 15 minutos), que incluso pueden llevar a que haya que levantarse varias veces en las noches y sólo hacer unas gotas cada vez. Presencia de espuma en la orina. Infecciones urinarias frecuentes, son los síntomas que pueden indicar algún cuadro renal.

2 Hipertensión

La presión elevada lleva a que el corazón bombee la sangre con mayor fuerza, lo que podría provocar daños en los vasos sanguíneos de los riñones. A su vez el mal funcionamiento de los mismos, puede causar hipertensión. Así que ésta podría ser tanto causa como consecuencia.

3 Problemas en la piel

La presencia de sarpullido, comezón, puede ser un indicio de enfermedad renal, en algunos casos causado molestias muy importantes. Ello ocurre, porque como los riñones no filtran la sangre para eliminar los desechos del organismo, en consecuencia éstos se acumulan en el torrente sanguíneo y se manifiestan estos síntomas.

4 Cansancio sin causa aparente

A lo que los riñones no funcionan correctamente, no se produce cantidad suficiente de la hormona eritropoyetina, encargada de producir glóbulos rojos, ello favorece la anemia. Además a lo que la sangre no se depura, el oxígeno no llega a todo el organismo, lo que origina esa sensación de desgano e incluso pueden producirse ahogos.

5 Dolores lumbares punzantes

Un dolor punzante en la zona lumbar que desaparece al orinar, puede ser señal de cálculos renales.

6 Dolor de cabeza

El dolor de cabeza puede ser un síntoma frecuente de la incorrecta depuración de los desechos que se acumulan en la sangre, causando lo que se conoce como síndrome urémico.

7 Presencia de sangre en la orina

La orina sanguinolenta siempre debe ser una señal de alerta y de consulta médica. Puede ser un indicio de cálculos o enfermedad renal, por ejemplo.

8 Diabetes

Los elevados niveles de azúcar en la sangre son un factor de riesgo para la insuficiencia renal. La glucosa acumulada en la sangre obstruye los vasos sanguíneos renales, entre otros efectos nocivos.

9 Piernas hinchadas

Los riñones son los encargados de que los fluidos corporales se encuentren equilibrados. Pero cuando fallan y no hay producción de orina suficiente como para eliminar del organismo las sustancias tóxicas, el resultado es que se retienen líquidos. En consecuencia aparecen edemas en piernas, tobillos y dolor en ellos.

10 Períodos menstruales irregulares

La falta del período o la extensión prolongada de éste, pueden ser síntomas de mal funcionamiento renal. Se produce un desequilibrio hormonal y ello causa las alteraciones en los ciclos.

11 Calambres musculares

El desequilibrio en los electrolitos y en los niveles de calcio y fósforo producto del mal funcionamiento renal, puede causar calambres musculares.

La sola presencia de uno de estos síntomas no necesariamente indique falla en los riñones. Sin embargo, si se manifiestan varios de ellos durante algún tiempo, sería importante la consulta pertinente con un médico.

Puntaje: 
Sin votos aún