Música y adolescentes
Foto cortesía de foxnews

El último videoclip de la cantante colombiana Shakira y la cantante de Barbados Rihanna Can’t Remember to Forget You, ha causado gran polvareda y en Colombia se ha pedido su censura por inmoral y apología del tabaquismo y el lesbianismo.

¿La música afecta la salud de los adolescentes?

Según un estudio que ha sido publicado en la revista Pediatrics, los adolescentes que escuchan letras con contenido sexual son más propensos a tener comportamientos sexuales de riesgo. De acuerdo con el mismo, cuando las letras de una canción son denigrantes, tienen la tendencia de deshumanizar a ambos sexos y representar a las mujeres como objeto sexual y a los hombres como animales movidos únicamente por el deseo sexual.

En contrapunto de esto, la página web de la Academy of Child Adolescent Psychiatry, advierte que si un adolescente que escucha música cuyas letras pudieran ser destructivas, presenta cambios en su comportamiento como ser abuso de sustancias, depresión o aislamiento, se debería considerar la posibilidad de una evaluación de su salud mental.

Algunas letras estimulan conductas suicidas

El cuestionamiento de si algunas letras de canciones que hablan sobre la muerte y el suicidio pudiera estimular a los jóvenes a tomar determinadas actitudes es una constante. Según American Academy of Child and Adolescent Psychiatry, estas letras pueden parecer una solución para los problemas de los jóvenes que opten por el suicidio como una forma de resolución rápida para sus males.

Según un estudio publicado en el Journal of Personality and Social Psychology, las letras de contenido violento pueden favorecer el desarrollo de una personalidad violenta.

Apología de la droga y el alcohol

Según un estudio publicado en la revista Pediatrics:

La prolongada exposición a la televisión y a los videos musicales es un factor de riesgo para iniciar el consumo de alcohol en los adolescentes

Efecto negativo - efecto positivo

Así como algunos estudios han demostrado que la música con letras violentas, destructivas, etc., podría ser perjudicial, sobre todo, para los adolescentes, también tiene efectos más que beneficiosos. La música produce en el organismo la liberación de dopamina, una hormona asociada al placer, además de producir un efecto relajante, que reduce el dolor, la ansiedad y el estrés.

Obviamente que no toda la música puede ser considerada como una mala influencia para la salud física y mental de los adolescentes, ni tampoco toda es beneficiosa. A la hora de escoger qué tipo de música escuchar, habría que analizar que tipo de pensamientos y conductas inspira y en función de ello elegir si seguir escuchándola o no.

Puntaje: 
Su voto: Ninguno Average: 4.2 (15 votes)