pruebas medicas

El síndrome de Tourette es una enfermedad del sistema neurológico que se caracteriza por movimientos involuntarios y emisión de sonidos denominados Tics. En 1985 el Doctor Georges Gilles de la Tourette, efectúo el primer diagnóstico.

Suele presentarse antes de los 18 años y se produce de forma constante durante todo el día.

Síntomas

  • Aparece en la niñez entre los 7 y los 10 años
  • Los varones sufren el síndrome con mayor frecuencia, en la proporción de 1-5
  • Es habitual que la enfermedad mejore con el transcurso de los años
  • Comienza con tics aislados concentrados en el rostro, cabeza y cuello
  • Posteriormente, comienzan los tics motores, donde los movimientos impulsivos son violentos, rápidos y afectan principalmente, a las extremidades
  • Los tics incluyen sonidos como gruñidos, ladridos y aullidos
  • Se acompaña de hiperactividad, impulsividad, tendencia a la obsesión, depresión y comportamiento antisocial
  • Empeoran cuando la persona está nerviosa o alterada

Causa y desarrollo

Una de las primeras causas comprobadas es una anomalía en los lóbulos frontales, ganglios y corteza, del cerebro.

Existen numerosos estudios que dan a esta enfermedad una denominación genética por la repetición de casos con antecedentes familiares. Aunque no está demostrada fehacientemente la relación entre la genética y el desarrollo de la enfermedad.

Los primeros síntomas aparecen en el rostro, cabeza y cuello. Continúa su expansión por las extremidades y se producen primero de forma auditiva y después motora.

Diagnóstico

Tras 12 meses de sufrir tics los doctores a través de pruebas psicológicas y neurológicas podrán detectar la enfermedad, se requiere adicionalmente, la realización de una batería de pruebas médicas que incluyen.

  1. Resonancia magnética
  2. Electroencefalograma
  3. Pruebas de imagen y análisis de la corteza cerebral y los lóbulos centrales y frontales del cerebro

Complicaciones

En los cuadros más avanzados puede surgir la autolesión, los movimientos son muy bruscos y violentos y pueden suponer una lesión cutánea así como lesiones de envergadura mayor, daño en los globos oculares, lesiones por rascado, infecciones por lamer compulsivamente.

Tratamiento

Al tratarse de un desorden neurológico que afecta principalmente a los niños y pre adolescentes, el desarrollo de la enfermedad es favorable con el paso del tiempo.

Generalmente el tratamiento concentra químicos antidepresivos, reductores de la tensión arterial e inductores de la relajación.

Adicionalmente, se aplican psicoterapias que canalizan las energías del individuo haciendo hincapié en los problemas subyacentes que agravan el desorden, tales como la falta de integración social y los desórdenes emocionales. Se han obtenido muy buenos resultados con terapias de relajación e hipnosis, así como las terapias conjuntas del núcleo familiar pensadas para genera una educación positiva frente al problema.

¿Dónde puedo acudir?

  • Tourette Syndrome Association tsa-usa.org
  • National Institute of Mental Health (NIMH) nimh.nih.gov
  • National Institute on Deafness and Other Communication Disorders (NIDCD) nidcdinfo ( @ ) nidcd.nih.gov
Puntaje: 
Su voto: Ninguno Average: 3 (4 votes)