Hemangioma hepático

El hemangioma hepático, también llamado hemangioma cavernoso, se trata de un tumor del hígado benigno, que está compuesto de vasos sanguíneos dilatados. Es el tumor de hígado más común que no es causado por cáncer. La prevalencia estimada es de entre 0,4 y 20% de las personas.

Pueden presentarse en cualquier momento, pero son más frecuentes entre los 30 y los 50 años y más comunes en mujeres.

Los bebés pueden desarrollar un tipo raro y benigno llamado hemangioendotelioma infantil benigno, que se ha asociado con elevadas tasas de insuficiencia cardiaca y muerte en bebés. En general es diagnosticado cuando los bebés tienen 6 meses.

Síntomas

En algunos casos pueden causar sangrado o interferir con el funcionamiento del órgano. La mayoría no causa síntomas y en casos muy extraños el hemangioma puede romperse.

Exámenes de diagnóstico

  • Tomografía axial computada (TAC)
  • Medicina nuclear
  • Ecografía
  • Resonancia nuclear magnética
  • Angiografía

Tratamiento

En la mayoría de los casos estos tumores no requieren de tratamiento específico, sólo se tratan cuando hay un dolor que persiste. Los tumores de más de 5 centímetros son seguidos, en general, con imágenes para controlar si la lesión aumenta.

En algunos casos puede ser necesario tratamiento quirúrgico, el que puede constar de enucleación o resección hepática. En hemangiomas gigantes seleccionados el transplante de hígado puede ser una opción.

Hay tratamientos no quirúrgicos que incluyen radioterapia, embolización y uso de interferón, pero la experiencia con este tipo de procedimientos es menor y la eficacia limitada.

En el caso del hemangioendotelioma infantil, el tratamiento depende del crecimiento y desarrollo del niño y pueden ser necesarios los siguientes tratamientos:

  • Ligadura de la arteria hepática
  • Cirugía para extirpar el tumor
  • Introducción de un material en un vaso sanguíneo del hígado para bloquearlo
  • Medicación para la insuficiencia cardíaca

Pronóstico

El pronóstico es muy alentador en la mayoría de los casos. Aproximadamente el 80% de los hemangiomas hepáticos no aumenta su tamaño con el paso del tiempo. Solamente el 1% incrementa su tamaño y la ruptura ocurre excepcionalmente, generalmente, en los hemangiomas grandes (de más de 5 centímetros).

Si el tumor está localizado sólo en un lóbulo del hígado de un bebé, con una intervención quirúrgica puede curarse. Este procedimiento puede realizarse inclusive si el niño tiene insuficiencia cardíaca.

Complicaciones

Durante el embarazo y la toma de medicamentos a base de estrógenos, los tumores pueden aumentar se tamaño.

Puntaje: 
Su voto: Ninguno Average: 4 (1 vote)