Dieta y depresión

Es común que las personas que están tratando de perder peso experimenten sentimientos de depresión y alteraciones en su estado anímico. La alimentación puede modificar la estructura del cerebro desde una perspectiva química y fisiológica.

Síntomas frecuentes

  • Mal humor
  • Cansancio
  • Depresión
  • Irritabilidad
  • Cambios en el estado de ánimo

Estos síntomas pueden asociarse con la carencia de nutrientes, proteínas, minerales, vitaminas, hidratos de carbono. El potasio, zinc, calcio, magnesio, hierro y las vitaminas B y C afectan el estado mental y pensamiento.

Hidratos de carbono y serotonina

Hay una conexión muy estrecha entre la producción de serotonina (hormona antidepresiva) y los hidratos de carbono. Por lo cual la ausencia de ellos, puede llevar a mal humor, desánimo, etc. Lo ideal es optar por los carbohidratos más saludables como las harinas integrales y las frutas y limitar el consumo de los más elaborados como bollería, etc.

Los alimentos que favorecen el buen humor

La espinaca aporta ácido fólico, una vitamina esencial para evitar la disminución en los niveles de serotonina. Los alimentos de aporte pórtico como pescado, pollo, huevos, contienen aminoácidos que favorecen la concentración.

Los colores de los alimentos asociados al estado de ánimo

La cereza gracias a sus pigmentos naturales, aporta propiedades antidepresivas. La calabaza por su parte, aumenta el nivel de glucosa en sangre gracias a su contenido de hierro y vitamina B, otorgando una agradable sensación de bienestar.

La dieta y las emociones

La palabra dieta está asociada con el termino restricción, es decir que hay cosas que no se pueden comer, lo cual conduce a un deseo irrefrenable de transgresión. Por ello, para muchos la dieta es sinónimo de batallar diariamente con los impulsos que suelen terminar en algunos casos con el fin de la dieta y los consiguientes sentimientos de culpa y depresión.

Según los especialistas, para evitar la culpa y caer en la depresión asociada a la dieta, hay que elegir un régimen alimenticio que pueda ser mantenido en el tiempo y que no implique grandes sacrificios ni restricciones. Escoger alimentos saludables que a su vez den saciedad y sean beneficiosos y nutritivos, ayudará a seguir en el camino de la pérdida de peso sin poner en riesgo el estado de ánimo.

Puntaje: 
Sin votos aún