Parálisis de Bell

Se trata de un trastorno del nervio facial o séptimo par craneal que es el que controla el movimiento de los músculos del rostro. Este daño produce debilidad o parálisis en los músculos mencionados.

Este trastorno afecta a cerca de 30,000 a 40,000 estadounidenses.

Se estima que la parálisis es como consecuencia de la inflamación del nervio en la zona donde atraviesa los huesos del cráneo.

La causa del trastorno de Bell no está clara. Puede estar relacionado con la infección por herpes zóster.

Otras afecciones que pueden causar la parálisis incluyen:

Síntomas

En ocasiones la persona puede manifestar un resfrío un poco antes de que empiecen los síntomas de la parálisis.

Los síntomas frecuentemente comienzan abruptamente, pero pueden demorar entre 2 y 3 días en manifestarse y no se vuelven graves hasta después de dicho tiempo.

Generalmente se presentan solamente de un lado del rostro, aunque pueden ir de leves a severos

Algunos pacientes sienten una molestia detrás del oído antes de que aparezca la debilidad. La cara se puede sentir caliente o estirada de un lado y lucir distinta.

Otros síntomas pueden incluir:

  • Dificultades para cerrar el ojo
  • Babeo como consecuencia de la falta de control de los músculos de la cara
  • Dificultades para sonreír, realizar muecas o expresiones faciales
  • Dificultad para comer y beber, que hacen que el alimento o la bebida se salga por un lado de la boca
  • Párpado o comisura de la boca caídos
  • Debilidad de los músculos de la cara
  • Boca seca
  • Pérdida del sentido del gusto
  • Resequedad de los ojos que puede conducir a infecciones oculares o úlceras
  • Hiperacusia

Tratamiento

En general no es necesario ningún tipo de tratamiento. Los síntomas suelen mejorar de inmediato. Pero en algunos casos pueden ser necesarias algunas semanas meses para que se fortalezcan los músculos del rostro.

El médico puede indicar gotas lubricantes o ungüentos oculares para los ojos cuando éstos no pueden mantenerse cerrados por completo, de modo de mantener la humectación,. Puede ser necesario también el uso de un parche durante la noche.

En algunos casos pueden usarse medicamentos como los corticosteroides para disminuir la inflamación de alrededor del nervio facial y combatir el virus causante de la parálisis.

Pronóstico

En la gran mayoría de los casos la parálisis de Bell desaparece por completo en unas pocas semanas o meses.

Cuando no se pierde toda la función del nervio y los síntomas mejoran en unas tres semanas, hay más posibilidades de que la recuperación de los músculos faciales sea total.

En algunas circunstancias, los siguientes síntomas pueden continuar:

  • Espasmos de músculos o párpados
  • Cambios prolongados en el sentido del gusto
  • Debilidad constante en los músculos del rostro

Complicaciones

Como consecuencia del resecamiento ocular que puede llevar a la aparición de úlceras o infecciones en los ojos, puede producirse la pérdida de la visión.

Puntaje: 
Su voto: Ninguno Average: 5 (1 vote)