Dietas

Dietas, dietas, dietas. Qué relación de amor/odio con ellas. Las odias, pero las necesitas; las amas, pero las dejas. Las hay de todo tipo y color, para todos los cuerpos, necesidades, cantidad de kilos y sexo. Seguramente ya has probado la mayoría de ellas con resultados diversos, pero lo que todos desean saber antes de realizarlas es: ¿Sirven o no?

Algunas de las dietas más famosas, esas que tuvieron su paso obligado por el hogar, son:

Dieta Scardale

Creada por un médico cardiólogo, la dieta Scardale es lo que se denomina “Dieta disociada”, es decir, aquella que combina determinados tipos de alimentos a fin de conseguir los resultados deseados.

La misma propone consumir entre 800 y 1200 calorías por día, con el objetivo de bajar hasta 10 kilos en dos semanas. Su plan de alimentos incluye: pomelo, carne magra, tomate, café sin azúcar, ensalada de frutas, pescado, pollo, huevos y ensalada. El secreto radica en las combinaciones.

Lo bueno: Se ha comprobado en múltiples pacientes que la dieta funciona y es realmente efectiva para bajar de peso Lo malo: Es limitada en cuánto a los alimentos que contiene, debería poder adaptarse a las posibilidades de cada persona. No tiene carbohidratos y le faltan minerales y vitaminas importantes en la alimentación diaria

Dieta Atkins

Otra de las dietas más famosas que existen, la dieta Atkins, fue inventada por el cardiólogo del mismo nombre y propone la reducción de más de 6 kilos en dos semanas.

La misma consta de dos fases: Fase de inducción y Fase de mantenimiento. La idea de las dos primeras semanas es eliminar por completo los hidratos de carbono, el azúcar, los cereales y las frutas; y consumir todo tipo de carnes, huevos, manteca, mayonesa, algunos quesos y ensaladas.

Lo Bueno: Favorece la liberación de los cuerpos cetónicos y gracias a ello, se eliminan casi en un 90% las calorías. Se pueden comer alimentos prohibidos en otras dietas Lo malo: Se trata de alimentos que provocan un aumento del colesterol y el ácido úrico. La ausencia de frutas y verduras provoca un desequilibrio en la alimentación por falta de vitaminas y minerales. La falta de fibras no favorece el proceso digestivo y aparecen otros problemas como el estreñimiento

Dieta Líquida

Creada para ser utilizada en los postoperatorios, la dieta líquida se volvió popular entre aquellos deseosos de bajar de peso de manera extrema y rápida. Como su nombre lo indica, el plan de la dieta incluye sólo líquidos como jugos de fruta, té, café e incluso puré de frutas. Se trata de una dieta muy peligrosa, dado que es imposible realizar cualquier tipo de actividad con sólo líquido en el estómago, es decir, que casi obliga al reposo.

Lo bueno: Sólo puede ser recomendada para un día de desintoxicación o luego de una intervención quirúrgica Lo malo: Se recomienda realizarla sólo por un día o dos y con estricto control médico. No aporta vitaminas ni minerales al carecer de alimentos sólidos. Está prohibida para los niños, adolescentes, diabéticos, depresivos e hipotensos

Conclusión

En la actualidad, hay mucha información disponible acerca de dietas y métodos supuestamente fabulosos para bajar de peso, pero piensa que nada de eso está comprobado y puede ser peligroso si lo llevas adelante sin el control de un profesional.

No existen las dietas mágicas y siempre que desees o necesites realizar un cambio de alimentación, consulta primero a tu médico o nutricionista.

Puntaje: 
Su voto: Ninguno Average: 5 (1 vote)