El ejercicio ayuda a combatir la depresión

En la actualidad, es de conocimiento popular que el ejercicio es saludable para el cuerpo, ayuda a mantener el estado físico, reduce la posibilidad de aparición y desarrollo de varios tipos de cáncer, también el riesgo de padecer enfermedades coronarias y accidentes cerebrovasculares, disminuye la presión arterial así como determinadas complicaciones relacionadas con la diabetes, y mejora el sistema inmunológico.

Sin embargo, no es una información sumamente difundida la que afirma que el ejercicio es efectivo en el tratamiento de la depresión. Los tratamientos más comunes para combatir la depresión incluyen psicoterapia y medicamentos, pero los psicólogos han descubierto que el ejercicio es una tercera alternativa exitosa. En el año 1990, el equipo de investigación a cargo de la psicóloga y profesora de la California State University, Penny McCullagh, luego de concluir un meta-análisis (análisis que incluye 80 estudios sobre la depresión y el ejercicio) llegó a las siguientes conclusiones:

  • El ejercicio es eficaz para combatir la depresión tanto a corto como a largo plazo
  • El ejercicio es eficaz en la reducción de la depresión de aquellas personas física y psicológicamente menos saludables
  • Las personas mayores (de 11 hasta 55 años) son las que más lograron disminuir la depresión con el ejercicio
  • El ejercicio es eficaz en la disminución de la depresión para ambos sexos
  • Todos los modos de ejercicio examinados, anaeróbicos y aeróbicos, son efectivos en la disminución de la depresión

Combinación de ejercicios y medicación

El psicólogo James Blumenthal e investigadores de la Universidad de Duke, llevaron adelante estudios sobre pacientes diagnosticados con trastorno depresivo mayor, que usaban ejercicio y medicación como tratamiento.
Se comparó la respuesta de pacientes que realizaban sólo ejercicio aeróbico, que utilizaban Zoloft como medicación solamente, o que combinaban ambos tratamientos. Luego de cuatro meses de tratamiento, los pacientes que recibieron cualquiera de los anteriores tratamientos se vieron significativamente menos deprimidos. En un estudio de seguimiento sobre dichos pacientes, se estableció contacto con ellos algunos meses después del estudio original. Los investigadores encontraron que los pacientes que habían estado en el grupo del ejercicio tenían más chances de recuperarse de la depresión, que aquellos que habían estado en el grupo de la medicación o el de la medicación más ejercicio.

Estos resultados demuestran fehacientemente el poder del ejercicio en el tratamiento de la depresión.

Ejercicios prácticos contra la depresión

La psicóloga Kate Hays, sugiere que si usted está experimentando problemas de depresión, tenga en cuenta lo siguiente:

  • Vaya al médico y obtenga autorización para realizar ejercicio
  • Comience a realizar ejercicio de forma gradual y establezca metas realistas
  • Cada persona debe realizar el tipo de ejercicio que considere acorde a sus posibilidades y gustos
  • El ejercicio también permite establecer contacto con otras personas, lo cual es positivo en casos de que la depresión se traduzca en disminución o ausencia de contacto con otras personas
  • Chequee regularmente cualquier mínimo cambio respecto a su estado de ánimo para evaluar como está funcionando el ejercicio y su regularidad
Puntaje: 
Sin votos aún