Lesión de meniscos

Los meniscos son las almohadillas gomosas, cartílagos fibrosos con forma ce C, que se localizan entre el cartílago del hueso del fémur y el de la tibia. El menisco que se sitúa hacia fuera de la rodilla es el menisco externo y el contrario el interno.

La función de los meniscos es la de amortiguar el impacto entre estos cartílagos e incrementar su congruencia, ya que la forma del cartílago tibial y la del femoral no se corresponden de manera exacta. Así se distribuyen mejor los pesos y se estabiliza eficazmente la rodilla.

La lesión en los meniscos se produce cuando la rodilla sufre un giro brusco, una torcedura o flexión exagerada de la articulación de la rodilla. Generalmente cuando el cuerpo se mueve y la pierna queda fija. La causa más frecuente de rotura de meniscos es en el fútbol.

Síntomas

  • Ruido seco o chasquido en el momento de la lesión
  • Dolor en la rodilla en el espacio entre los huesos que se agrava cuando se presiona levemente la articulación
  • Pellizco recurrente en la rodilla
  • Hinchazón de la articulación de la rodilla
  • Dolor de la articulación de la rodilla al caminar
  • Cierre de la articulación
  • Dificultades para ponerse de cuclillas

Diagnóstico médico

El médico realizará una exploración completa de las dos rodillas para comparar los hallazgos y descartar otras lesiones. Para detectar la lesión de menisco, palpará la zona de la rodilla correspondiente a los meniscos y a continuación realizará algunos test que le permitirán comprobar:

  • En caso que la pierna gire para adentro y duela la parte de afuera de la rodilla, es posible que esté roto el menisco externo
  • En caso que la pierna gire hacia fuera y duela la parte de adentro de la rodilla, puede ser que esté roto el menisco interno

Otros exámenes que pueden detectar la ruptura de meniscos son:

  • Resonancia magnética de la rodilla
  • Radiografía de la articulación de la rodilla

Tratamiento

El tratamiento tiene como objetivo principal reducir los síntomas y proteger la articulación de sufrir una lesión más importante mientras sana.

El tratamiento primario consta de 4 medidas:

  • Frío local durante las primeras 72 horas, no en contacto directo con la piel, mantenido por 20 minutos cada hora. No sobrepasar las 3 horas totales diarias
  • Vendaje compresivo elástico
  • Reposo mínimo de 24 a 48 hs para que la lesión no aumente
  • Elevación de la extremidad por varios días
  • Fármacos antiinflamatorios para disminuir la hinchazón y el dolor

Si el bloqueo de la rodilla no cede con las maniobras realizadas por el médico, debe tratarse con artroscopia (cirugía), que posibilita devolver el fragmento roto al sitio y evaluar si es necesario extirparlo o suturarlo.

Las demás lesiones de menisco suelen tratarse con un programa de ejercicios que potencie los músculos a fin de descargar los esfuerzos del menisco.

Puntaje: 
Su voto: Ninguno Average: 1 (1 vote)