Sueños lúdicos

Los sueños lúdicos son aquellos en los que el individuo es consciente de que está soñando. La mayoría de las veces las personas son incapaces de controlar y disfrutar las experiencias oníricas. Para poder hacerlo hay algunos consejos que ayudan a lograr la lucidez durante el sueño y así disfrutarlo al máximo:

1

Relajarse

Para desarrollar la capacidad de recordar lo que se sueña, es fundamental antes de dormir relajarse, aclarar la mente. Para lograrlo se recomiendan diversas técnicas de relajación: Concentrarse en la respiración, visualizar mentalmente un lugar agradable, etc. El objetivo es lograr un estado de paz previo al sueño.

2

Encontrar un buen momento para dormir y tener un sueño lúdico

Según algunos estudios el mejor momento para tener un sueño lúdico es durante una siesta matinal. Los sueños generalmente se desarrollan en ciclos de 60 minutos en la fase REM, que suele ser mayor justo antes de despertar. Es por ello que los sueños que más se recuerdan son los que son interrumpidos al despertar. Para recordar y disfrutar más de esto sueños se aconseja despertar durante alguno de estos ciclos.

3

Proponerse recordar lo que se soñó

En general las personas olvidan lo que sueñan o sólo recuerdan fragmentos aislados, esto se da porque la concentración está focalizada en las actividades diurnas. Tratar de no olvidar lo que se sueña, es un paso importante para poder comenzar a disfrutar los sueños. Para ello, una técnica efectiva puede ser tomarse algunos minutos al despertar para concentrarse en recordar los que se soñó. Si bien al principio puede ser difícil y la mayoría de las veces se olvide, una vez que se incorpore como hábito.

4

Escribir los sueños

Una buena estrategia para recordar los sueños y comenzar a disfrutarlos es tomarse un momento al despertar además de para recordar el sueño para anotarlo. Esto es lo que se llama un diario de sueños. Escribir en un cuaderno todos los detalles del sueño, para lograr una mayor conciencia de la actividad onírica.

5

Analizar el diario de los sueños

Además de anotar los sueños una actividad importante es leer, releer y analizar lo que se anotó. Intentar encontrar relaciones entre los sueños y prestar atención a lo que se repite en la actividad onírica. Esta es la clave para lograr la conciencia y la lucidez de la actividad onírica.

6

Reconocer temas claves en los sueños

Una vez que se analiza el diario de los sueños se pude detectar los temas que son recurrentes en la actividad onírica. Así si se es conciente de lo que se sueña. Se pude dar uno cuenta de cuando está viviendo el sueño. Pese a que todas las personas son distintas y únicas, hay algunas situaciones que se repiten como la presencia de lugares o personas del pasado o situaciones ya vividas con anterioridad. Así como situaciones y objetos bizarros que no se encuentran en la realidad.

7

Realizar test de realidad

Esto es algo muy sencillo y por más tonto que parezca es muy útil. Se trata simplemente de preguntarse unas cuentas veces durante la vigilia si uno está soñando o lo que está viviendo es real. De esta manera, al transformar esto en un hábito, se reproducirá de igual forma en los sueños, ayudando a que uno sea consciente de sus sueños.

Lograr el objetivo de lograr la lucidez en los sueños lleva tiempo, trabajo y dedicación. Hay que persistir hasta que se convierta en un hábito, dejando de lado la impaciencia. Lo ideal es realizarlo en etapas de la vida en la que no haya muchas presiones y obligaciones como ser durante las vacaciones.

Lograr la lucidez de los sueños es un proceso largo y que requiere de gran esfuerzo. Es importante que no se vea perjudicado el buen descanso nocturno. Además lograrlo tiene mucha relación con el estilo de vida, las rutinas y la configuración psicológica de cada uno; por lo cual lo que a unos les funciona puede que a otros no.

Puntaje: 
Sin votos aún