El cáncer de piel es el tipo de cáncer más común en Estados Unidos. En España por ejemplo, aumentó su incidencia un 38% en los últimos años. Y tiene una elevada prevalencia en algunos países de América Latina como México y Uruguay. En el mundo cada año son diagnosticados, aproximadamente, 3 millones de cánceres de piel no melanoma y el 90% de éstos están asociados con las radiaciones ultravioletas.

Los dos tipos más frecuentes los constituyen el cáncer de células escamosas y el cáncer de células basales. El melanoma es menos común pero más peligroso.

El aumento de la incidencia del cáncer de piel se asocia fundamentalmente a dos factores: La moda de broncearse y el mayor daño que en estas últimas décadas provoca la exposición al sol producto del debilitamiento de la capa de ozono. De hecho, se está viendo que el cáncer de piel (carcinomas - melanomas) aparece cada vez en personas más jóvenes como consecuencia del daño acumulativo, lo que antes pasaba en personas de más de 50 años, ahora ocurre en las de 30.

El Director General de la Organización Mundial de la Salud (OMS) de la sede de Ginebra, Suiza el Dr. Lee Jong-wook explica sobre esto:

A medida que se acusa un mayor agotamiento de la capa de ozono y aumenta el hábito de tomar el sol entre la población de todo el mundo, el riesgo de desarrollar complicaciones para la salud por sobreexposición a las radiaciones UV se está convirtiendo en un problema importante de salud pública.

La Subdirectora General de la OMS, la Dra. Kerstin Leitner señala sobre la moda de estar bronceados:

En los últimos años ha aumentado la preocupación por el uso excesivo de camas solares entre la población, en particular, entre los adolescentes, con el fin de lucir una piel bronceada, algo que se considera envidiable desde el punto de vista social. Con todo, el uso de camas solares ha dado lugar a un aumento vertiginoso del número de casos de cáncer de piel.

Según datos de la OMS, anualmente aparecen 132.000 nuevos casos de melanoma maligno (el tipo de cáncer de piel más grave) y 66.000 personas mueren como consecuencia de él y de otros tipos de cáncer de piel. Aproximadamente dos personas mueren por semana por esta causa.

El cáncer de piel en Uruguay

Uruguay es el país de América Latina con mayor cantidad de casos de cáncer de piel. Según datos del Registro Nacional del Cáncer elaborado por la Comisión Honoraria de Lucha Contra el Cáncer, entre 2010 y 2015 se registraron en promedio 1.494 casos nuevos de melanoma y no melanoma anuales. Un promedio de 4 casos nuevos por día.

El dermatólogo uruguayo Miguel Martínez explicó sobre ello:

En el contexto de América Latina somos el país que tiene mayor incidencia de tumores de piel, incluso tumores importantes.

Uruguay tiene una gran extensión de faja costera y a ello se suma que las vacaciones coinciden con los meses de verano, por lo cual el sol y el disfrute están muy asociados.

Está asociado a una idea prácticamente de estatus social, también a una idea de salud –que no tiene nada que ver-, y de alguna manera ha quedado vinculado a la sensación de vacaciones.

Miguel Martínez

El cáncer de piel en México

Desde el año 2001 el cáncer de piel es el segundo más común en este país. Siendo más frecuente entre los hombres. Cada año se diagnostican 16 mil nuevos casos.

Rodrigo Roldán Marín, director de la Clínica de Oncodermatología de la Facultad de Medicina de la UNAM, México explica sobre lo difícil que es en algunos casos prestar atención a los síntomas:

El problema es que el cáncer de piel no produce síntomas, aunque tener más de 50 lunares o una mancha nueva que crece puede ser señal de algo malo.

Marco A. Navarro Balderas, tesorero de la Fundación Mexicana para la Dermatología (FMD):

Sin duda la diferencia que había hace 10 o 15 años, para que el cáncer de piel aparezca en edades más tempranas, se debe a una mayor exposición al sol por razones laborales, deportivas o de recreo, así como hábitos sociales como la visita a las camas de bronceado.

Isela Méndez, dermatóloga subespecialidad en cirugía dermato-oncológica mexicana comentó:

Los dermatólogos queremos hacer hincapié que el bronceado es una falsa imagen de belleza, que nunca se deben de broncear, que siempre deben de usar protectores solares y filtros…

Autoexamen de Piel - Regla: ABCDE

El cáncer de piel es prevenible y curable si es detectado tempranamente.

La Dra. Leyre Aguado, dermatóloga de la Clínica Universidad de Navarra, España explica sobre este punto:

La tasa de supervivencia en los melanomas precoces es muy alta, superior al 80%, y su tratamiento es sencillo, pero cuando se diagnostica en estadios avanzados la situación se complica.

Para descartar la presencia de cáncer de piel o tomar a tiempo algún tipo de lesión, lo ideal es según los especialistas, realizar una examinación periódica de la piel (autoexamen de piel). La misma consiste en examinar detenidamente la piel de uno mismo en busca de algún tipo de mancha o lunar nuevo o de una modificación en los ya existentes, teniendo en cuenta la regla ABCDE:

  • Asimetría: Los lunares que no revisten gravedad suelen ser simétricos. Por lo cual ante la presencia de un lunar asimétrico o con una mitad que se diferencie de la otra, lo ideal es consultar con un dermatólogo.
  • Bordes irregulares: Los lunares suelen tener bordes regulares. Por lo cual si existen bordes poco definidos e irregulares lo mejor es consultar.
  • Colores: Los lunares suelen ser de un solo color homogéneo. Por lo cual, si existe presencia de varios colores como el azul, rojo, negro, café o blanco, puede ser un motivo de alerta.
  • Diámetro: Los lunares tienen, en general, un diámetro, aproximado, de 6 milímetros, por lo cual si la dimisión es mayor podría ser para preocuparse.
  • Evolución: Si el lunar o mancha en la piel tiene alguna modificación en su aspecto como como cambio de color, forma, espesor, tamaño, inflamación, endurecimiento, sangrado o picazón, es necesario ir al médico.
Puntaje: 
Sin votos aún