Arándanos rojos
Arándanos rojos

Según la Organización Mundial de la Salud, el cáncer es una enfermedad que está entre las 8 más mortales, sobre todo en los países en vías de desarrollo. Es una enfermedad multifactorial y entre los factores que influyen hay algunos que no son modificables y otros que sí son modificables. Entre los primeros están: Hereditarios, factores genéticos, sexo, edad, medioambientales. Entre los segundos: El estilo de vida y la alimentación.

El cáncer de colon por ejemplo, que es uno de los más mortíferos, está influenciado en gran medida, en un 90%, por la alimentación. Pero hay muchos alimentos que ayudan a la prevención de esta enfermedad y complementan el tratamiento médico.

Alimentos que previenen el cáncer:

1

Alimentos depurativos

El cáncer se desarrolla fundamentalmente en 3 etapas. La primera es la de iniciación, en la cual un cancerígeno entra a la célula y provoca daños en el ADN. La segunda, es la de promoción y se caracteriza por la reproducción con el cancerígeno. La tercera y última, es la de progresión, cuando el cáncer para reproducirse no necesita del cancerígeno. Las plantas depurativas como por ejemplo el apio o la alcachofa, favorecen la eliminación del cancerígeno, previniendo así el inicio de la enfermedad.

2

Tomate

El tomate contiene un fitoquímico del grupo de los carotenoides cuyo nombre es licopeno y evita la activación de los cancerígenos. No sólo estimula la actividad enzimática detoxificantes, también el sistema inmunológico y evita el daño al ADN. Es muy bueno para prevenir el cáncer de próstata.

3

Nueces

Las nueces contienen vitamina E, cuyo efecto es antioxidante, por lo cual captura los radicales libres impidiendo que dañen el ADN. Favorece principalmente la prevención del cáncer de colon y del de próstata.

4

Rabanito y repollo

El rabanito es una planta crucífera que contiene un fotoquímico llamado glucosinolato. Al masticar los rabanitos se libera el glucosinolato generando isotiocianatos e índoles, los que contribuyen a evitar la iniciación celular, impidiendo la activación de los cancerígenos e incrementando la actividad de las enzimas detoxificadoras.

5

Ajo

El ajo contiene un químico llamado aliina que estimula la actividad de las enzimas detoxificantes y al sistema inmunológico, evita la activación de los cancerígenos, impide que el carcinógeno dañe al ADN y contribuye a detener la reproducción celular en la etapa de promoción y progresión de la enfermedad. Para que no pierda las propiedades es importante comer el ajo crudo.

6

Cereales integrales

Los cereales integrales contienen fibra soluble que se convierte en ácidos grasos de cadena corta los que regulan el crecimiento de las células del intestino grueso. Además contiene vitamina E y lignanos, un compuesto químico del grupo de los fitoestrógenos. El consumo de cereales integrales reduce hasta un 34% más de 20 tipos de cánceres.

7

Arándano

Los arándanos contienen polifenólicos y también un grupo de fitoquímicos llamados fenólicos de los cuales el ácido elágico interfiere con la promoción y progresión celular. Además induce a la muerte celular programada a las células que sufrieron mutaciones en su ADN y que no pueden ser reparadas.

8

Fresa

Contiene elementos fitoquímicos llamados flavonoides, pertenecientes al grupo de los polifenoles. Éstos actúan en las etapas de promoción y de progresión tumoral inhibiendo la formación de nuevos vasos sanguíneos, los cuales son esenciales para nutrir al tumor y mantener limitado su crecimiento.

Puntaje: 
Sin votos aún