cereales y frutas

Una dieta sin gluten es necesaria para aquellas personas que padecen celiaquía, ya que como consecuencia de su consumo resulta dañado el revestimiento del intestino delgado. Sin embargo, existe una tendencia, promovida por los estilos de vida más saludables de algunas celebridades y por un discurso de moda que coloca a esta proteína como perjudicial, a llevar una alimentación libre de ella, lo que tiene sus beneficios y también sus riesgos.

Para los celiacos la dieta sin gluten no es opcional. Pero sí para quienes deciden, voluntariamente, seguirla impulsados por el anhelo de una mejor calidad de vida: menor distención abdominal, menor malestar estomacal, mayor pérdida de peso, etc.

María Luján Soler, nutricionista de la Federación de Asociaciones de Celíacos de España, explica de qué se trata una dieta sin gluten:

Se trata de eliminar los cereales que contienen esta proteína presente en el trigo, la cebada, el centeno, la espelta o la avena. Este ingrediente es responsable de la elasticidad de la masa de harina y se encuentra en la pizza, la pasta, las hamburguesas, el pan, los pasteles y la cerveza. Es muy común en nuestra dieta. De hecho, también se utiliza para dar consistencia y conservar alimentos como el pavo y algunas salsas.

Silvia Gigante y Marina Moirano son docentes de la Escuela de Nutrición de la Universidad de la República Oriental del Uruguay y agregan:

Es muy importante saber que una dieta libre de gluten para un celíaco implica no sólo no consumir alimentos sin harina de trigo. El gluten, además, puede estar presente en un gran número de alimentos, ya que la industria lo emplea con distintas funciones, como vehiculizante, por ejemplo. Además, un alimento que originalmente no contiene gluten puede contaminarse durante su elaboración, como por ejemplo, al freír papas en un aceite donde previamente se fritó una milanesa con pan rallado.

Llevar una dieta “free gluten” no es sencillo. Encontrar en el mercado productos que sean libres de él es difícil y además muchísimo más costoso. Los que por razones de salud no tienen más opción que seguir este régimen deben amoldarse, ahora los que no, pueden evaluar los pros y los contras.

Marina y Silvia señalan:

Realizar una dieta sin gluten no implica perder ningún nutriente deseable, siempre y cuando sea balanceada.

Beneficios de una dieta sin gluten para no celíacos según sus impulsores

  • Activa el metabolismo
  • Una dieta sin gluten para no celiacos, mejora el funcionar del intestino y previene el estreñimiento.

  • Menor consumo de comida chatarra
  • Una dieta estricta libre de gluten, favorece el dejar de consumir comida chatarra (hamburguesas, patatas fritas, pizzas), especialmente en locales que expenden comidas rápidas. Ya que aunque se desee comer algo que no tenga trigo, centeno o cebada en un lugar donde no se está seguro de que la elaboración y manipulación sea la correcta, pueda existir contaminación durante la preparación. Esto limita bastante los alimentos y lugares donde se puede comer.

  • Menor consumo calórico
  • Muchos de los alimentos con gluten son súper calóricos (pastas, galletas, salchichas, hamburguesas, condimentos, cerveza, etc), por lo cual al eliminar su ingesta se reducen calorías. Aunque existen preparaciones similares libres de gluten que también aportan calorías.

    La doctora Clotilde Vázquez, jefa de Nutrición Clínica y Dietética del Hospital Ramón y Cajal de Madrid, dice sobre este punto:

    Existe la falsa creencia de que los alimentos sin gluten poseen menos calorías, pero no es cierto, basta con consultar una tabla de composición. El pan, por ejemplo, es más calórico que el aceite. Pero, claro, si comer como un celíaco significa descartar productos energéticos como pasteles, galletas y golosinas, entonces sí es útil para perder kilos.

  • Mejor absorción de nutrientes
  • Según los adeptos a la dieta free gluten, el gluten de los alimentos ingeridos se adhiere a los intestinos de las personas no celíacas e impide la normal absorción de los nutrientes. Por ello, el evitar su consumo mejora el funcionamiento del intestino.

Riesgos de una dieta sin gluten en personas no celíacas según expertos

Una alimentación sin gluten es beneficiosa y necesaria para quienes tienen intolerancia a esta proteína. Sin embargo, no existe evidencia de que sea beneficiosa para la población general.

El principal riesgo de mantener una alimentación gluten free, es el menor aporte de hidratos de carbono y en consecuencia menor aporte energético asociado que es necesario para el organismo.

María Luján Soler señala al respecto:

No llevar una alimentación variada y equilibrada puede generar déficit de nutrientes y, en consecuencia, complicaciones como anemia. Para eliminar el gluten es necesario contar con la supervisión de un experto.

Silvia Gigante y Marina Moirano son docentes de la Escuela de Nutrición de la Universidad de la República Oriental del Uruguay. Para ellas, el asunto también genera inquietud y sostienen:

Nos preocupa que se sigan restricciones dietéticas, ya sea la dieta sin gluten u otras, sin indicación profesional y sin supervisión del equilibrio global que tiene la dieta luego de la eliminación de un alimento o grupo de alimentos.

Al respecto afirman:

…hay una percepción errónea de que algo ‘libre de’ es más saludable, y no es así para todas las situaciones. Por ejemplo, un producto sin lactosa está indicado para ciertas situaciones, pero no les brinda beneficios adicionales a quienes no los requieren.

Según Joaquim Calvo-Lerna del Instituto de Investigación Sanitaria La Fe de Valencia, España, donde se realizó un estudio en el que fueron comparados productos con gluten y sin él:

Los productos sin gluten no pueden ser considerados sustitutos suficientes de sus homólogos con gluten.

Luciana Porcelli nutricionista al frente de la casa de venta de alimentos naturales “La Molienda”, en Montevideo, Uruguay, señala:

Hay mucha gente que llega sin saber qué es el gluten y que piensa que la dieta sin gluten es más sana, y eso no es necesariamente así.

…es cierto que se puede vivir perfectamente sin gluten, no es un alimento necesario.

Pero agrega:

Los productos elaborados sin gluten tienen gran cantidad de almidón, que produce otros problemas, son muy pobres en fibras y tienen altos contenidos de grasas y azúcares. Y eso, que saca de un apuro al celíaco o le permite darse un gusto, para una persona que no lo es implica que deja de consumir gluten para consumir cosas que a veces son peores.

Puntaje: 
Sin votos aún