Vasculitis alérgica o hipersensibilidad alérgica
tti.library.tcu.edu.tw

La vasculitis alérgica también denominada vasculitis leucocitoclástica cutánea o hipersensibilidad alérgica, es una reacción alérgica extrema a algún medicamento o sustancia extraña, que produce inflamación y daña los vasos sanguíneos.

Síntomas

  • Fiebre leve
  • Prurito
  • Pápulas
  • Lesiones cutáneas, generalmente localizadas en el tronco, las piernas, las palmas de las manos y las nalgas
  • Ronchas en la piel con urticaria, que pueden permanecer por más de 24 horas
  • Manchas en la piel de color púrpura
  • Ampollas con ulceraciones
  • Úlceras con tejido muerto (necrosadas)

Relacionado: Signos que indican cuando las alergias están fuera de control

Diagnóstico

El diagnóstico se realiza en base a los síntomas y el especto de la piel tras la ingesta de algún fármaco o exposición a una sustancia extraña.

Tratamiento

El tratamiento tiene como principal objetivo disminuir la inflamación de los vasos sanguíneos. Para ello, pueden prescribirse corticosteroides o ácido acetilsalicílico.

En caso de que la vasculitis alérgica haya sido como consecuencia de la ingesta de determinado medicamento, el médico le solicitará al paciente que deje de tomarlo.

Pronóstico

Generalmente la vasculitis alérgica desparece con el paso del tiempo, aunque hay casos en los que los episodios se repiten.

Entre las complicaciones que puede tener la vasculitis alérgica están:

  • Que la inflamación de los vasos sanguíneos afecte a los órganos internos
  • Permanente daño en los vasos sanguíneos o en la piel con cicatrización
Puntaje: 
Su voto: Ninguno Average: 2 (2 votes)