Adicciones del siglo XXI
Adicción a Internet y a las redes sociales como Facebook

A partir del 2012 estas adicciones y otras nuevas serán incluidas como trastornos mentales en la Enciclopedia Internacional de Psiquiatría, publicada por la Asociación de Psiquiatras Estadounidenses.

En el pasado sólo eran consideradas adicciones aquellas que involucraban el uso de algún tipo de sustancia. Sin embargo, luego se puedo observar que existen conductas adictivas que producen dependencia sin la necesidad que exista una sustancia. Entre las características de las adicciones están: Pérdida de control, dependencia, síndrome de abstinencia, etc.

Adicción al sexo

Según la Sociedad Americana de Medicina de la Adicción:

La adicción al sexo es un trastorno cerebral crónico y no sólo un simple problema de conducta relacionado con el consumo de alcohol y drogas

La adicción al sexo se relaciona con la producción de epinefrinas y dopamina en el cerebro, sustancias que aumentan las sensaciones de placer. Algunos famosos han padecido adicción al sexo, como por ejemplo:Tiger Woods, Michael Douglas, Londsay Lohan, etc.

Adicción a Internet

Las conductas compulsivas relacionadas a Internet se están volviendo un serio problema y en muchos casos requieren tratamiento.

El Psicólogo de la Universidad de Granada, en España Nacho Madrid López, elaboró una guía de pasos para ayudar a las personas con adicción a Internet que puede servir para complementar el tratamiento:

  • Romper la rutina de uso de Internet y en ese tiempo hacer otra casa
  • Planificar cosas que obliguen a desconectarse de Internet
  • Proponerse pasar sólo una determinada cantidad de tiempo en Internet
  • Evitar usar las aplicaciones más problemáticas
  • Usar recordatorios con los principales problemas causados por la adicción a Internet y los beneficios de estar desconectado
  • Realizar una lista de las cosas que se dejaron de hacer como consecuencia de la adicción
  • Buscar un grupo de apoyo
  • Realizar una terapia

Según un estudio de la Universidad de Chicago, que fue publicado en febrero de 2012, las redes sociales son más adictivas que el alcohol y el tabaco.

Un estudio realizado por la Universidad de Maryland, descubrió que los adultos jóvenes que usan asiduamente Internet al no conectarse experimentan síndrome de abstinencia.

Adicción a las compras

La obsesión por comprar cosas que no se necesitan y que superan ampliamente las posibilidades económicas, luego sentir una enorme culpa y no utilizar jamás lo que se compró, son algunas de las características de los compradores compulsivos.

No hay que confundir la adicción con el simple gusto por las compras. Cuando una persona disfruta de realizar compras y de lo que compra no hay adicción. La conducta problemática aparece cuando la compra viene acompañada de aspectos negativos como la culpa, la pérdida de control, etc.

Puntaje: 
Su voto: Ninguno Average: 3 (1 vote)