Adicto a la adrenalina

La adrenalina es una sustancia segregada las glándulas suprarrenales bajo determinadas circunstancias, al experimentar determinadas emociones de alerta y tiene factores psicológicos que pueden ser motivantes. El psicólogo de la Universidad de valle de México José Antonio Miranda Hernández explica:

Hablaríamos de un estrés positivo que genera adrenalina y que hace que el organismo se mueva

Las actividades que pueden causar emociones que segreguen adrenalina pueden incluir deportes extremos y prácticas como ser: Automovilismo (manejar a gran velocidad), saltar al vacío, alpinismo, surf, paracaidismo, corridas de toros, buceo, etc.

La segregación de adrenalina produce en el organismo distintas cosas entre las que están:

  • Sensación de euforia
  • Latido más rápido y fuerte del corazón
  • Relajación de la musculatura de las vías respiratorias que permite que ingrese mayor cantidad de aire a los pulmones
  • Dilatación de las pupilas
  • Ingreso de mayor cantidad de sangre a los músculos
  • Incremento de la velocidad de la respiración
  • Suba de la presión arterial
  • Efectos químicos a nivel del organismo similares a los experimentados durante el orgasmo

¿Cuándo la adrenalina se vuelve una adicción?

Los adictos a la adrenalina ponen en riesgo su vida y según dice Antonio Miranda Hernández, puede tratarse de una conducta peligrosa cuando la persona necesita permanentemente experimentar esa sensación para sentirse viva.

Cuando la persona quiere vivir este efecto de manera cotidiana o busca momentos cada vez más peligrosos, entonces podría considerarse que se atenta contra la vida

El gusto por la adrenalina se torna una adicción cuando la persona necesita experimentarla de forma cotidiana, muy parecido a lo que sucede con otro tipo de adicciones como el alcoholismo, por ejemplo. Ya que se puede estar tratando de llenar un vacío interno con una inyección de energía extra, lo cual puede ser muy riesgoso para la salud.

El psicólogo argentino Fernando Dolce explica al respecto:

Toda conducta adictiva implica que el sujeto tiene la intención de compensar los displaceres de la vida, obteniendo

Al igual que sucede con otras adicciones, con la adicción a la adrenalina cada vez se requieren dosis más elevadas de adrenalina para sentir los mismos efectos que antes sentían. Lo que implica que la persona se exponga cada vez a situaciones más riesgosas para volver a experimentar esa sensación.

La diferencia entre una persona que vive intensamente un deporte o una práctica que favorece la producción de adrenalina y un adicto, es que éste último es incapaz de valorar las consecuencias de sus actos. Para el adicto lo principal es satisfacer a nivel biológico y psicológico su necesidad de adrenalina.

Tratamiento

Miranda Hernández explica acerca del tratamiento de esta adicción:

El tratamiento de esta adicción es con terapia farmacológica y psicológica, pero el principal problema es que el adicto no se ve como tal: la gente lo ve como alguien muy valiente

Como ocurre con otras adicciones el primer paso para el tratamiento es la aceptación por parte del adicto que tiene un problema. Y en este caso como los demás lo ven como una especie de héroe, dicho reconocimiento puede ser más difícil.

Puntaje: 
Su voto: Ninguno Average: 4.3 (3 votes)