El maíz
El maíz era un ingrediente fundamental de la gastronomía azteca

El sobrepeso y la obesidad constituyen actualmente un importante problema de salud pública en México.

Según investigadores del Programa Universitario de Alimentos (PUAL) de la Universidad Nacional Autónoma de México, el aumento de la obesidad en este país se explica por el cambio en la dieta, el abandono de la tradicional dieta mexicana que incluía chile, frijoles y muchas verduras y plantas y la adopción de comidas de alto contenido graso y azucares. La solución para ellos, sería volver a revalorizar la producción e ingesta de los alimentos que antiguamente consumían los mexicanos en su dieta.

Los antiguos aztecas hasta la conquista española no comían grasas, ni harinas, comían muchas legumbres, verduras, cereales, plantas, semillas y frutas, originarias de las tierras de México y con grandes valores nutricionales.

Según Amanda Gálvez Mariscal, investigadora de la Universidad Nacional Autónoma de México, el sobrepeso y la obesidad se combatirían si los mexicanos consumieran cotidianamente los guisos que componían la antigua cocina mexicana.

Los alimentos de los pueblos mesoamericanos contienen fitoestrógenos, isoflavonoides, antocianinas y sulforafanos, sustancias que protegen la salud por sus propiedades antioxidantes, previenen accidentes cardiovasculares, aportan vitaminas y mejoran la visión.

La base de la antigua gastronomía azteca

Según Jacques Soustelle, especialista en las culturas mesoamericanas y autor del libro El Universo de los Aztecas, los aztecas basaban su alimentación en el consumo de 4 productos básicos: Frijol, maíz, amaranto y chía. El consumo de grasa y aceite era muy bajo. Los condimentos básicos eran los chiles (uno de los ingredientes más representativos de la gastronomía mexicana) y la sal.

  • Hongos
  • La dieta de los mexicanos antiguos, incluía también hongos, setas, sobre todo el huitlacoche un hongo parasito que crece en las mazorcas del maíz y posee abundantes proteínas, minerales y nutrientes únicos.

  • Nopal
  • El nopal, símbolo nacional de México, era un ingrediente fundamental de la gastronomía mexicana, además de poseer propiedades medicinales. Aporta fibra, vitaminas, minerales, calcio, potasio, cobre, hierro.

  • Calabaza
  • La calabaza era un ingrediente básico de la gastronomía mexicana en todas sus variedades. Las semillas ya fueran secas o tostadas eran consumidas por sus pobladores.

  • Verduras
    • Quintoniles
    • Romeritos
    • Huauzontles
    • Verdolagas
    • Flores comestibles como la flor de calabaza
  • Insectos
  • Si bien la dieta azteca era fundamentalmente vegetariana, también incluía el consumo de insectos como gusanos de maguey, chapulines, hormigas, larvas. Según la Organización para la Agricultura y la Alimentación de las Naciones Unidas (FAO), los insectos tienen iguales proteínas que la carne, además contienen vitamina D, calcio y fibra.

  • Métodos de cocción
  • La fritura era desconocida para los aztecas, la cocción de sus alimentos era fundamentalmente asada, ya sea a las brasas o con leña, sobre comales de barro como las tortillas, cocidos al vapor o hervidos en caso de las verduras o tamales.

México ocupa en la actualidad el primer puesto mundial en obesidad infantil y el segundo en adultos y esto se atribuye al deterioro de los hábitos alimenticios, al abandono de la dieta azteca.

Puntaje: 
Su voto: Ninguno Average: 4 (1 vote)