Si el cáncer se propaga hacia fuera del esófago no hay cura

Símbolo de lucha contra el cáncer de esófago
Símbolo de lucha contra el cáncer de esófago

El cáncer de esófago (tubo hueco que transporta los líquidos y alimentos desde la garganta al estómago) inicia en el revestimiento interno del mismo y en las primeras etapas (precoz) no suele causar síntomas. A medida que avanza se propaga hacia las capas exteriores y pueden aparecer síntomas como dificultades y/o dolor para tragar, tos con sangre y ronquera, pérdida de peso, dolor detrás del esternón, indigestión y acidez de estómago.

Formas de cáncer de esófago:

Las formas más frecuentes son:

  • Carcinoma de células escamosas: Esta forma se desarrolla en las células delgadas, las células escamosas que recubren el esófago. Más comúnmente se encuentra en la parte superior y media del esófago, pero puede presentarse en cualquier parte del mismo
  • Adenocarcinoma: Inicia en las células glandulares, generalmente en la parte inferior del esófago, próximo al estómago

Factores de riesgo

  • Beber alcohol en abundancia
  • Fumar
  • Lesiones causadas por reflujo ácido
  • Esófago de Barrett: Se trata de una afección que se caracteriza por el remplazo o cambio de las células que revisten la parte inferior del esófago por células anormales que pueden conducir a cáncer de esófago. El reflujo gástrico es una afección que puede irritar el esófago y con el paso del tiempo derivar en esófago de Barrett
  • Sexo masculino
  • Edad avanzada
  • Ser afrodescendiente

Pruebas y exámenes de diagnóstico:

  • Radiografía del tórax
  • Biopsia
  • Esofagoscopia
  • Ingesta de bario

Tratamiento

En los casos en que el cáncer de esófago no se ha propagado para otras partes del cuerpo, la cirugía es la opción de tratamiento para extirpar el tumor.

También puede recurrirse a la radioterapia, la quimioterapia o a una combinación de ambas en vez de a la cirugía o previo a ella para facilitarla.

Cuando el paciente esta muy enfermo o el cáncer se ha propagado mucho, en vez de cometerlo a una cirugía, lo que se hace es brindarle una terapia paliativa. Es decir se realiza radioterapia o quimioterapia con el fin de reducir y mejorar los síntomas. Pero la enfermedad no se cura.

Para mejorar las posibilidades del paciente para deglutir puede recurrirse a los siguientes tratamientos:

  • Terapia fotodinámica
  • Dilatación endoscópica del esófago

Pronóstico

El cáncer de esófago es incurable. En los casos en que el mismo no se propaga para fuera del esófago, la intervención quirúrgica puede aumentar las posibilidades de sobrevida.

La radioterapia es el tratamiento escogido para aquellos casos en que el cáncer no se ha propagado hacia fuera del esófago.

En aquellos casos en que el cáncer se ha propagado, lo que se busca con el tratamiento es mejorar y aliviar los síntomas de la enfermedad.

Complicaciones

  • Neumonía
  • Pérdida de peso importante
  • Dificultades para deglutir
  • Propagación del tumor para otras zonas del organismo

Agregar comentario