Cuidado con las bebidas energizantes

Las bebidas que combinan cafeína y alcohol se han convertido en el centro del debate luego de que 12 estudiantes de la Central Washington University tuvieran que ser hospitalizados tras haber consumido uno de estos tipos de bebidas llamada “Four Loko”.

El segmento de productos bebestibles conocidos como energizantes, se mantiene muy de moda dentro del segmento de jóvenes que frecuentan fiestas y tratan de extender las horas de diversión a través de la inhibición del sueño y de la sensación de cansancio, que promete la ingesta de este tipo de productos, sobre todo porque se exacerba el nivel de alerta que toda persona necesita para realizar sus actividades.

Sin perjuicio de aumentar, aparentemente, el estado anímico del consumidor, el problema que se asocia a estos productos es que provocan un alza de la presión, sobreexcitación, entre otras cosas que acarrean un riesgo a la salud.

Aunque las versiones más conocidas de estas bebidas energéticas son Red Bull y Power Horse, Four Loko se ha posicionado entre los jóvenes como una nueva generación en este tipo de productos, ya que agrega a los ingredientes básicos (cafeína, taurina y guaraná), una dosis de alcohol equivalente al 12% de lo que trae una lata (23,5 onzas).

Un estudio realizado por la Universidad Gainesville de Florida, descubrió que aquellas personas que mezclan bebidas energéticas con alcohol, necesitan una dosis mucho menor de lo que debieran consumir para terminar ebrios, sufriendo además una pérdida de conciencia exacerbada que dificulta que se pueda recordar algo de lo que se hace cuando se está bajo su influencia.

Desde el punto de vista orgánico, lo que ocurre al mezclar cafeína con alcohol es que el sistema nervioso central se ve afectado y el individuo pierde la sensibilidad al estado de ebriedad, por lo tanto, la persona puede llegar a consumir más alcohol del límite que soportaría su cuerpo normalmente.

Las consecuencias de la mezcla de alcohol y cafeína, así como su consumo exagerado, pueden acarrear vómitos, estados nerviosos extremos, intoxicación, taquicardia e inclusive un aumento peligroso de la presión arterial. Producto de la gran cantidad de denuncias que se han realizado en el último tiempo, la FDA (US Food and Drug Administration), inició una investigación respecto de estas bebidas y gracias a este último episodio, anunció la aceleración de las investigaciones.

Por su parte, los creadores de esta bebida tan peculiar han declarado que están preocupados por el consumo excesivo del producto en personas que no tienen la edad para hacerlo, ni el criterio suficiente para administrar una dosis adecuada, ya que no es lo mismo que consumir latas de cerveza, debido a que la combinación actúa de forma muy distinta en el organismo.

De acuerdo a lo que señaló el director de toxicología del Colegio de Medicina de la Universidad de la Florida, Bruce Goldberger, uno de los grandes atractivos que tiene este tipo de productos sobre los jóvenes es el tipo de distribución en que se ofrece, sus diferentes sabores y la presentación estética del producto, lo que en su conjunto llama la atención de cualquiera y le hace preferible por sobre las cervezas y otras alternativas similares.

Puntaje: 
Sin votos aún