Hiperhidrosis
Flickr.com

Strict Standards: Only variables should be passed by reference in /home/snmg3912/public_html/sites/all/themes/sbn/templates/node--article.tpl.php on line 192

La sudoración en las personas se debe a una causal bastante específica y es que a través de ella, nuestro organismo regula la temperatura corporal, por lo que en su funcionamiento se ha involucrado el sistema nervioso simpático, quien a su vez forma parte del sistema nervioso autónomo. En el caso específico de la enfermedad conocida como hiperhidrosis, el funcionamiento del sistema nervioso simpático falla y debido a ello existe un exceso de sudoración, lo cual afecta de forma negativa a la vida de muchas personas, a pesar de considerarse esta enfermedad, como bastante rara.

De acuerdo a los estudios que se han realizado al respecto, se sabe que al menos el 1% de la población padece de hiperhidrosis, encontrándose tanto en hombres y mujeres que sufren de las consecuencias de transpirar constantemente, independiente de la temperatura ambiente en la que se encuentran. Estadísticas informan que al menos el 40% de las personas afectadas, tiene antecedentes de tener otro familiar con la misma problemática, motivo por el cual se considera una enfermedad hereditaria.

Las regiones que se afectan en esta enfermedad, que suele iniciarse en la infancia o pubertad de quienes la padecen, comúnmente atacan las palmas de las manos, las axilas o el propio rostro, por esta razón difícilmente quien padezca de hiperhidrosis podría simular no hacerlo.

A pesar de no existir una respuesta específica en razón de cuáles son las causas que provocan esta disfunción del sistema simpático, se pueden señalar como causas probables el sobre estímulo del sistema, el cual provoca que haya una estimulación de las glándulas sudoríparas que son las encargadas de generar la sudoración, por lo que los tratamientos orientados a superar esta enfermedad, lo que hacen en estricto rigor, es evitar la estimulación de estas glándulas para así suprimir la sudoración en la región afectada.

Si pensamos que la hiperhidrosis actúa de forma extrema en un individuo, es bastante común encontrarnos con hongos, mal olor, irritación e inclusive pigmentación de la piel, por ello en muchas ocasiones los pacientes que intentan tratarse esta enfermedad, logran sobreponerse psicológicamente y físicamente a estos trastornos a lo largo de un tratamiento en conjunto con el facultativo.

Una posible causa ajena al mal funcionamiento del sistema nervioso simpático, es el llamado estrés psicológico, puesto que hay casos efectivos en que la enfermedad no se origina por una disfunción orgánica, sino que aparece por efecto de una situación estresante o vergonzosa.

Algunos de los tratamientos para la hiperhidrosis son:

  • Cloruro de Aluminio: La aplicación de anti transpirantes con una mayor concentración de cloruro de aluminio, permite que el paciente neutralice los efectos de esta enfermedad cuando la zona afectada corresponde a la axila, sin embargo también se ha visto la aplicación de estas soluciones en las manos, aunque su control es menor con este tipo de tratamientos. En el caso de las mujeres no es conveniente utilizarlo, pues la alta concentración de aluminio puede llegar a provocar el riesgo de padecer cáncer mamario, aunque estudios actualizados no encuentran evidencia de lo recién expresado
  • Iontoforesis: Gracias a la aplicación de un bajo nivel de corriente por agua o almohadillas humedecidas, se puede provocar la coagulación de las proteínas ubicadas en la superficie de la piel, para que así bloqueen los conductos sudoríparos, provocando con ello la consecuencia contraria a la excesiva sudoración
  • Simpatectomía por Videotoracoscopia: Esta es quizás la solución más extrema entre los tratamientos anteriormente mencionados, pues se trata de una operación realizada con anestesia general en los pacientes, donde se accede al sistema simpático para realizar un neumotórax artificial, que no es otra cosa que meter aire en los pulmones para que así se levanten y desplieguen los ganglios nerviosos. El procedimiento dura al menos 1 hora y puede presentar ciertas complicaciones, por lo que deberá evaluarse caso a caso junto al facultativo que vaya a realizarla, para así evitar problemas futuros
Puntaje: 
Su voto: Ninguno Average: 1.7 (3 votes)