Se trata de una rama alternativa de la medicina

En la actualidad, el conocimiento que permite a científicos japoneses crear peces transparentes para estudiarlos, sin necesidad de diseccionarlos; es el mismo que nos abre un inmenso abanico de soluciones ante el padecimiento de diversos problemas de salud.

Una de las aristas de ese gran abanico que es la medicina, se presenta bajo la denominación de: Quiropraxia. Buscando definirla, podemos decir que la quiropraxia es la ciencia que se dedica a detectar y corregir dolores corporales y enfermedades, mediante la movilización de la columna vertebral. Se trata de una rama alternativa de la medicina que fue introducida en el año 1897 por David Palmer, quien fundó la primera escuela de quiropraxia en Denver.

Los conceptos que fundamentan la quiropraxia, son

:

  • Vitalismo: Es la doctrina que asegura que los organismos humanos controlan su cuerpo según factores vitales como el espíritu y la inteligencia
  • Espíritu: Es la fuente innata de control del cuerpo
  • Inteligencia espiritual: Es la conciencia del cuerpo y el poder de la mente sobre la materia
  • Inteligencia universal: Abarca la relación entre el hombre y el medioambiente

Según los quiroprácticos, la causa de los dolores corporales y las enfermedades, tiene su raíz en el no control de la psiquis y el alma del hombre; lo que provoca ciertos pesares que finalmente se reflejan en el sistema nervioso y en las vértebras; sitio donde pueden tratarse y arreglarse por medio de la manipulación.

Por tales ideas, es que esta ciencia ha sido combatida por la medicina tradicional a lo largo del tiempo, aunque sería de necios negar los beneficios que ha brindado a millones de pacientes de todo el mundo. Para llevarla al ámbito empírico y entenderla de modo más simple, la quiropraxia se encarga de propinar una pequeña fuerza sobre las vértebras, a fin de corregir los dolores; esto es lo que se llama “ajuste vertebral”.

Vale destacar que cualquier persona puede someterse a dicho tratamiento, en busca de una solución a sus padecimientos físicos, aunque suele ser recomendado a quienes presentan los siguientes síntomas:

  • Dolores de cabeza
  • Dolores cervicales
  • Vértigos
  • Problemas musculares y articulares
  • Problemas óseos

Un proceso quiropráctico se divide en 3 fases:

  1. Se realiza un análisis y diagnóstico sobre el paciente para detectar las zonas afectadas
  2. Se procede al ajuste vertebral y correcciones necesarias
  3. Se realiza una evaluación posterior al ajuste, para verificar la no existencia de tensiones vertebrales

Para quienes se encuentren interesados, actualmente, es posible tomar cursos de quiropraxia o realizar tratamientos, en diversos institutos a nivel mundial, a cargo de profesionales sumamente capacitados.

A modo de conclusión, la quiropraxia es una ciencia que reivindica el sentido de la palabra “alternativa” y nos hace pensar en el estadio previo al de un dolor o enfermedad: Aprender a llevar una relación más amable con el medioambiente y acercarnos cada vez más al control de la propia mente y cuerpo.

Puntaje: 
Su voto: Ninguno Average: 5 (2 votes)