Disquitis y Lordosis

Disquitis

Se tarta de una afección poco frecuente, que es observada generalmente en niños de menos de 10 años. Se caracteriza por la inflamación e irritación el espacio entre los discos intervertebrales de la columna.

Puede ser causada por una infección viral o bacteriana o por alguna otra inflamación como las enfermedades autoimunitarias.

Las vértebras torácicas y las lumbares son las que se afectan con mayor frecuencia.

La disquitos en algunos casos puede confundirse con problemas asociados al dolor de cadera.

Síntomas

  • Dolor de espalda
  • Incremento de la curvatura de la espalda
  • Fiebre baja
  • Resistencia a sentarse, pararse o caminar en los niños pequeños
  • Dolor abdominal
  • Dificultad para levantarse o estar de pie
  • Irritabilidad
  • Síntomas seudogripales recientes
  • Rigidez en la espalda

Tratamiento

El objetivo del tratamiento es tratar la causa de la inflamación y aliviar los síntomas. En caso de que exista sospecha de infección, pueden ser indicados antibióticos. En general las enfermedades autoinmunitarias son tratadas con antiinflamatorios.

En caso que la afección no mejore, pueden ser administrar esteroides, aunque siempre hay que desechar la presencia de infección. El dolor puede ser aliviado con analgésicos orales o antiinflamatorios no esteroides.

En ciertos casos puede ser recomendado el reposo en cama e incluso la inmovilización, lo que incluso puede requerir el uso de algún dispositivo ortopédico.

Pronóstico

Los niños con infección se recuperan completamente después del tratamiento. El dolor crónico de espalda como consecuencia de esta afección no es muy común.

Cuando la causa es una enfermedad autoinmunitaria, el pronóstico depende de la afección causante.

Complicaciones

  • Efectos secundarios de los medicamentos
  • Dolor de espalda persistente

Lordosis

La lordosis constituye el aumento de la curvatura de la columna vertebral. Cuando la curvatura lordótica es mucha se la llama lordosis y hay una tendencia en estos casos a que los glúteos parezcan más prominentes. Los niños con esta afección, tienen un marcado espacio entre la parte baja de su espalda que queda muy marcada al acostarse boca arriba sobre una superficie dura.

Cuando la curvatura lordótica es flexible, en general no hay motivo de preocupación. Sin embargo, cuando la curva no se desplaza, hay que hacer una evaluación y quizá tratamiento médico.

Causas de lordosis

  • Lordosis juvenil benigna
  • Acondroplasia
  • Espondilolistesis

Cuando la espalda es flexible, la lordosis, generalmente, no debe ser tratada, no se agrava ni causa ningún problema a futuro.

Cuando la curva o la postura del niño es exagerada, debe consultarse con el médico para que evalúe y determine que pasos a seguir son necesarios.

Puntaje: 
Sin votos aún