Disfunción del nervio tibial

Se trata de una disfunción del nervio tibial, una forma poco común de neuropatía periférica que ocurre cuando el nervio tibial resulta dañado. Este nervio es el responsable de suministrar el movimiento y sensibilidad a la pantorrilla y músculos del pie, por lo cual con esta disfunción se da una pérdida en la movilidad y sensibilidad del mismo.

Como esta disfunción afecta el funcionamiento de en sólo grupo nervioso se la denomina mononeuropatía y las causas más frecuentes son:

  • Traumatismo directo
  • Presión sobre el nervio por estructuras corporales próximas
  • Prolongada presión sobre el nervio

El atrapamiento produce una presión sobre el nervio al pasar a través de una estructura.

El daño puede dañar la vaina de mielina del nervio que lo protege y aísla o parte de la neurona. Dicho daño desminuye o paraliza el movimiento de impulsos a través del nervio.

El nervio tibial con frecuencia se lesiona por la presión de un ligamento sobre la parte interna del tobillo. Una enfermedad o lesión de estructuras próximas a la rodilla también puede dañar el nervio tibial. Este nervio puede verse afectado también por enfermedades que dañan múltiples nervios como por ejemplo la diabetes. En determinados casos no se encuentra la causa.

Síntomas

  • Debilidad en los músculos del pie
  • Debilidad en los dedos del pie o del tobillo
  • Cambios en la sensibilidad en la parte inferior del pie o de los dedos:
    • Entumecimiento, hormigueo
    • Dolor
    • Sensación de ardor

    Tratamiento

    El tratamiento tiene como objetivo principal restablecer la sensibilidad y fuerza en el pie y en los dedos. En determinados casos no es necesario tratamiento y la recuperación se da por sí sola. La pérdida grave de la sensibilidad puede conducir a la aparición de úlceras e infecciones en el pie o en los dedos.

    Los analgésicos de venta libre pueden ayudar a aliviar la neuralgia leve.

    Oros medicamentos para el tratamiento pueden abarcar:

    • Analgésicos opiáceos como fentanilo o morfina para aliviar el dolor intenso
    • Carbamazepina, gabapentina, fenitoína duloxetina o antidepresivos tricíclicos pueden ayudar a disminuir los dolores punzantes

    La fisioterapia puede ayudar a conservar la fuerza en los músculos.

    También puede indicarse terapia ocupacional o modificaciones en el reentrenamiento en el trabajo.

    Pronóstico

    Si se encuentra y trata la causa de la disfunción del nervio tibial, la recuperación puede ser completa. En algunos casos puede haber pérdida del movimiento o de la sensibilidad. El dolor puede prolongarse por mucho tiempo y ser muy molesto.

    Complicaciones

    • Pérdida del movimiento en los dedos del pie total o parcial
    • Pérdida de la sensibilidad en el pie o en los dedos total o parcial
    • deformidad en el pie que puede ir de leve a grave
    • Lesión del pie recurrente o inadvertida
Puntaje: 
Sin votos aún