Ciática
El dolor recorre la pierna causando hormigueo y debilidad

Se trata del dolor, entumecimiento, hormigueo o debilidad en la pierna, como consecuencia de la presión, lesión o daño sobre el nervio ciático. Éste comienza en la región lumbar y naja por la parte trasera de cada pierna y controla los músculos de la parte posterior de la rodilla y la zona inferior de la pierna. Además, proporciona sensibilidad en la parte trasera del muslo, parte de la región baja de la pierna y la planta del pie.

Causas

Las causas más frecuentes de ciática son:

  • Síndrome piriforme: Dolor que compromete el estrecho músculo en los glúteos
  • Tumores
  • Hernia de disco
  • Lesión o fractura de la pelvis
  • Embarazo

Síntomas

El dolor ciático puede variar; sentirse como sensación de ardor, hormigueo leve o dolor sordo. Hay casos en los que el dolor es tan fuerte, que impide el movimiento. El dolor es más frecuente en un costado y algunas personas presentan dolor agudo en una parte de la cadera o la pierna y entumecimiento en otras partes. El entumecimiento o el dolor puede sentirse también en la parte trasera de la pantorrilla y en la planta del pie. La pierna afectada, puede sentirse débil.

El dolor ciático generalmente empieza lentamente y empeora en las siguientes circunstancias:

  • Durante las noches
  • Al caminar o al doblarse para atrás, sobre todo cuando es causado por estenosis raquídea
  • Luego de pararse o sentarse
  • Al toser, reír o estornudar

Tratamiento

La ciática no es una enfermedad en sí misma, sino un síntoma de otra afección, por ello la causa subyacente debe ser identificada y recibir tratamiento.

Hay casos en que no es necesario tratamiento y la recuperación se da espontáneamente.

Para calmar los síntomas y reducir la inflamación, el médico puede indicar los siguientes pasos:

  • Aplicar calor o frío en la zona de dolor. Primero probar con hielo durante las primeras 48 a 71 horas y posteriormente aplicar calor
  • Tomar analgésicos de venta libre como paracetamol o ibuprofeno
  • No se recomienda reposo en cama. Sí, una reducción de la actividad en los primeros días. Posteriormente comenzar lentamente con las actividades diarias
  • Evitar levantar peso o torcer la espalda en las primeras 6 semanas después de que comenzó el dolor
  • Comenzar a realizar ejercicio lentamente después de unas 2 o 3 semanas. Esto incluye ejercicios de fortalecimiento abdominal y para mejorar la flexibilidad de la columna vertebral

Si con los cuidados en el hogar el dolor no mejora, el médico puede recomendar inyecciones para reducir la inflamación y fármacos para aliviar los dolores punzantes.

Los ejercicios de fisioterapia pueden ser buenos en algunos casos.

Pronóstico

En general la ciática mejora espontáneamente, pero suele reaparecer.

Complicaciones

  • Estenosis raquídea
  • Hernia de disco
Puntaje: 
Sin votos aún