Ambliopía

Se trata de una disminución de la agudeza visual, la pérdida de la capacidad de un ojo para ver los detalles, sin la existencia de lesión orgánica que lo justifique. Es la causa más frecuente de problemas de visión en niños.

Se presenta cuando la ruta nerviosa desde un ojo al cerebro no se desarrolla en la infancia, como consecuencia de lo cual el ojo anormal manda una imagen difusa o errónea al cerebro. Así éste se confunde y puede aprender a ignorar dicha imagen.

La causa más frecuente de ambliopía es el estrabismo y en general hay antecedentes familiares de dicha afección.

Otras causas pueden ser:

Síntomas

  • Deficiencia de la visión en uno de los ojos
  • Ojos que parecen trabajar de forma independiente, no juntos
  • Ojos que se voltean hacia fuera o adentro
  • Problemas con la percepción de la profundidad, incapacidad para juzgarla de forma correcta

Tratamiento

Los niños con algún error de refracción como miopía, hipermetropía o astigmatismo deben usar gafas.

Posteriormente se coloca un parche en el ojo que está bien, para forzar al cerebro a reconocer la imagen del ojo afectado. En algunos casos en lugar del parche se recurre al uso de gotas oftálmicas para empañar la visión del ojo sano.

Los niños que no recuperarán por completo la visión y los que tienen sólo un ojo bueno a causa de algún trastorno, deben usar gafas con lentes protectores de policarbonato, que resisten los golpes y los rayones.

El tratamiento de la ambliopía en la edad adulta se ha descartado en base a la idea del período crítico, ya que el sistema visual pierde su plasticidad y capacidad para cambiar después de determinada edad. Sin embargo, hay algunos trabajos que se están realizando con buenos resultados en el entrenamiento del ojo defectuoso en adultos, mediante estímulos visuales.

Pronóstico

Los niños que son tratados antes de los 5 años de edad, en general, recuperan de forma casi completa la visión normal. Sin embargo, pueden seguir con algunos problemas en la percepción de la profundidad.

El tratamiento tardío puede causar problemas de visión permanentes. Pasados los 10 años del niño, solamente puede esperarse una recuperación de la visión parcial.

Complicaciones

  • Pérdida permanente de la visión en el ojo comprometido
  • Problemas de los músculos del ojo que pueden necesitar intervenciones quirúrgicas que podrían traer complicaciones

Prevención

El diagnóstico y tratamiento a tiempo en niños puede prevenir la pérdida permanente de la visión. Todos los niños deberían recibir un examen ocular, al menos una vez, entre los 3 y los 5 años de edad.

Puntaje: 
Sin votos aún