Pantalla de smartphone

Expertos del Instituto Federópticos de España han determinado que el excesivo uso de dispositivos móviles y diversas pantallas de otros dispositivos pueden acelerar la desaparición de hasta 93% de las células de la mácula del ojo.

La mácula del ojo es una capa de tejido que es muy sensible a la luz, está ubicada en la parte de atrás del ojo, justo en la parte central de la retina y lamentablemente no son regenerativas. La luz azul que despiden estos dispositivos inciden en las células que conforman esta mácula del ojo.

Cuando empieza haber fatiga visual y a los ojos les cuesta ver la pantalla de cualquiera de estos dispositivos, lo mejor es detenerse, descansar y alejarse de la pantalla inmediatamente. Hay que tener doble cuidado con los niños, ya que estos son los que más expuestos a este tipo de luces dañinas, y ellos probablemente no se alejarán de la pantalla, causándole daños para el resto de su vida.

Los dispositivos que causan este daño gradual son el televisor, la pantalla de la computadora, los teléfonos inteligentes, las tabletas y videoconsolas. Pero con más peligrosidad los dispostivos móviles porque los usamos más y los vemos más de cerca.

Puntaje: 
Su voto: Ninguno Average: 3 (2 votes)