Prevenir lesiones de dedos, manos y muñecas

Las lesiones en los dedos de las manos, las manos y las muñecas son bastante frecuentes y todas las personas en algún momento de su vida experimentan algún tipo de dolor o lesión.

Estas lesiones son más frecuentes cuando se realizan deportes de contacto, determinados trabajos, se manejas algunas máquinas o herramientas de mano o como consecuencias de caídas accidentales.

En los niños las lesiones más frecuentes son como consecuencias de caídas y golpes que ocurren durante los juegos.

En los adultos mayores los riesgos aumentan y son muy comunes las lesiones y fracturas con serias consecuencias, debido a la debilidad en los huesos, los problemas de equilibrio y visión.

Para prevenir y reducir las lesiones y problemas en los dedos, las manos y las muñecas como por ejemplo: Síndrome del túnel carpiano, tendinitis, torceduras, distensiones, artritis, etc., hay que seguir algunos consejos:

  • Realizar ejercicios para fortalecer los músculos de la mano y el brazo
  • Descansar de actividades repetitivas como digitar, que puedan provocar dolores de muñecas como consecuencia de una tendinitis
  • Al sujetar un objeto hacerlo con toda la mano, evitar hacer fuerza sólo con algunos dedos como ser el índice o el pulgar
  • Cambiar de posiciones al sostener objetos pesados para evitar forzar siempre los mismos músculos
  • Utilizar guantes con almohadillas que sostengan las muñecas cuando se realizan tareas de vibración con las manos, de modo que sean absorbidas las vibraciones
  • Relajar los hombros cuando los brazos cuelgan a ambos lados del cuerpo
  • Al usar el teclado de la computadora, mantener los antebrazos apoyados y paralelos al piso y los dedos más arriba que las muñecas. Que el movimiento de brazos y manos sea libre no forzados. Y tomar descansos regulares para estirar y relajar cuello, hombros, brazos, etc.
  • Realizar técnicas o posiciones correctas durante las actividades en las que se tiene que estar por mucho rato en la misma posición
  • Mantener los huesos fuertes llevando una alimentación saludable con suficiente cantidad de vitamina D y calcio. El calcio puede encontrarse en los lácteos y derivados y ayuda a prevenir lesiones óseas como la osteoporosis por ejemplo
  • Realizar ejercicio físico regularmente para fortalecer los músculos, los tendones, las articulaciones y los huesos del cuerpo y así estar mejor físicamente para afrontar una caída o lesión accidental
Puntaje: 
Su voto: Ninguno Average: 5 (1 vote)