Tedonitis
Foto cortesía de alice tiara

La tendonitis, también conocido mas informalmente como tendinitis, es la inflamación, hinchazón e irritación del tendón, ese cordón fibroso que ensambla el músculo al hueso. El tendón transmite energía que generan los músculos para movilizar las articulaciones.

Causas

Puede ser la consecuencia de una lesión, de un esfuerzo por exceso de peso, por movimientos repetitivos, mala postura, por la edad, ya que a medida que se envejece los tendones pierden elasticidad, o de ciertas enfermedades como la diabetes, gota, enfermedad de la tiroides o la artritis reumatoide.

Tendones más frecuentemente afectados:

La tendonitis puede afectar a cualquier tendón pero con más frecuencia los afectados son:

  • Muñeca
  • Codo
  • Hombro
  • Talón

Tipos de tendonitis

  • Tendintis por sobreuso

    Es la más habitual y se da por el uso excesivo del tendón, fundamentalmente los extensores del antebrazo y de la mano, siendo frecuente entre los digitadores que están muchas horas frente a un teclado

  • Tendonitis post-traumática

    Es la que ocurre como consecuencia de una fractura o por una lesión deportiva

  • Tendonitis de DeQuervain

    Ocurre en los tendones de la muñeca aparece sin una causa explicable, produce mucho dolor en la muñeca y es de las pocas tendonitis que pueden operarse

Síntomas de la tendonitis

Todas las tendonitis comienzan con un pequeño dolor en el área del tendón afectado que luego se propaga aumentando su intensidad. Ante la aparición de cualquiera de estos síntomas es precisa la consulta médica.

  • Dolor y sensibilidad que se extiende por todo el tendón más exactamente en las proximidades de las articulaciones
  • Dolor que se hace más intenso con los movimientos de la zona afectada
  • Dolor más intenso en la noche

Tratamiento

El tratamiento busca aliviar el dolor y disminuir la inflamación. Puede consistir en:

  • La inmovilización de los tendones afectados por algunas semanas, en algunos casos, con un aparato ortopédico removible o con una férula de yeso plástico, favorece la recuperación
  • Aplicación terapéutica de frío (puede ser útil en situaciones agudas en las primeras 48 horas) o calor (luego de 48 horas de dolor intenso el calor puede resultar más beneficioso que el frío) en el tendón afectado también puede contribuir a aliviar el dolor y bajar la inflamación
  • Ingesta de antiinflamatorios no esteroides (AINES) puede ayudar a disminuir el dolor y la inflamación
  • Las inyecciones de esteroides favorecen el alivio del dolor y posibilitan el comienzo de la fisioterapia
  • La fisioterapia ayuda a rehabilitar el tendón mejorando la cicatrización y previniendo futuras lesiones
  • En algunos casos, aunque son poco frecuentes, se debe recurrir a la cirugía para quitar el tejido inflamado de alrededor del tendón

Pronóstico

Generalmente los síntomas desaparecen con la realización del tratamiento. En los casos que la tendonitis es causada por movimientos repetidos (por ejemplo digitar) o sobrecarga del músculo, se aconseja cambiar las costumbres de trabajo para prevenir la nueva aparición de la lesión.

Complicaciones

  • La inflamación prolongada y reiterada incrementa el riesgo de una futura lesión como ser la ruptura del tendón
  • Reaparición de los síntomas de tendonitis

Prevención

  • Evitar los movimientos repetitivos y cargar con peso excesivo brazos y piernas
  • Tener los músculos fuertes, tonificados, y elásticos
  • Calentar bien antes de comenzar cualquier tipo de actividad física evitará muchas lesiones
Puntaje: 
Su voto: Ninguno Average: 4 (12 votes)