Degeneración hepatocerebral

Se trata de un trastorno cerebral que se presenta en pacientes con daño hepático, cualquier insuficiencia hepática adquirida incluida la hepatitis severa. Dicho daño puede conducir a que se produzca una acumulación de amoníaco y otros materiales tóxicos en el organismo, dañando así el tejido cerebral. Las áreas específicas del cerebro son las más vulnerables a resultar dañadas a causa de la insuficiencia hepática.

Síntomas

  • Deterioro de la función intelectual
  • Espasmos musculares
  • Agitación de manos y cabeza (temblor)
  • Movimientos corporales incontrolables
  • Dificultades para caminar
  • Ictericia
  • Rigidez
  • Fasciculaciones
  • Marcha inestable
  • Sangrado gastrointestinal por las venas distendidas en el esófago
  • Líquido en el abdomen que causa hinchazón

Exámenes de diagnóstico

  • Electroencefalografía
  • Resonancia magnética de la cabeza
  • Tomografía computada de cabeza

Tratamiento

El objetivo del tratamiento es disminuir los químicos tóxicos que se acumularon a consecuencia de la insuficiencia hepática. Puede incluir el uso de antibióticos o un medicamento llamado lactulosa, el que reduce el nivel de amoníaco en sangre.

La terapia de aminoácidos de cadena ramificada, es un tratamiento que también puede mejorar los síntomas y neutralizar el daño cerebral a causa de la afección.

No hay un tratamiento específico para el síndrome neurológico, ya que es causado por el daño hepático irreversible. El transplante de hígado puede curar la enfermedad hepática, pero es probable que dicha intervención no elimine los síntomas de daño cerebral.

Pronóstico

Es una afección crónica que puede conducir a que se presenten síntomas neurológicos irreversibles.

El probable que el paciente empeore y muera si no recibe un transplante de hígado. Si éste se realiza en las primeras etapas de la enfermedad, puede que el síndrome neurológico pueda revertirse.

Complicaciones

Prevención

Prevenir todas las formas de enfermedad hepática es imposible, pero la hepatitis alcohólica y la hepatitis viral si pueden prevenirse.

Para ello:

  • Beber con moderación
  • Evitar los comportamientos riesgosos como relaciones sexuales sin preservativo y uso de drogas intravenosas
Puntaje: 
Sin votos aún