Absceso hepático piógeno

Se trata de una masa llena de pus en el hígado.

Causas

Las causas potenciales de abscesos hepáticos pueden ser muchas y abarcar:

  • Infección abdominal como intestino perforado, apendicitis o divertículos
  • Infección en las vías biliares
  • Traumatismo que produce daño en el hígado
  • Infección en la sangre
  • Endoscopia reciente de las vías biliares

Las bacterias que con más frecuencia causan abscesos hepáticos son:

En general se encuentran más de un tipo de bacterias:

  • Enterococo
  • Klebsiella pneumoniae
  • Estreptococo
  • Bacteroides
  • Escherichia coli
  • Staphylococcus aureus

Tipos de abscesos hepáticos

  • Absceso hepático purulento: Tiende a ser polimicrobiano y es el tipo más común en países desarrollados
  • Absceso hepático amebiano: Es causado por el parásito Entamoeba histolytica
  • Absceso hepático fungico: Es causado fundamentalmente por especies del hongo Candida

Síntomas

  • Dolor en el tórax en el cuadrante inferior derecho
  • Orina turbia
  • Poco apetito
  • Dolor en la parte alta derecha del abdomen o en todo el abdomen
  • Debilidad
  • Heces de color arcilloso
  • Fiebre, escalofrío: Es el síntoma más frecuente con el que comienza el cuadro
  • Nauseas y vómitos
  • Pérdida de peso involuntaria
  • Ictericia: Solamente suele presentarse en el 50% de los pacientes con la enfermedad

Exámenes de diagnóstico

  • Radiografía: Es la técnica más eficaz para el diagnóstico. Esto incluye la ecografía abdominal y la tomografía computarizada del abdomen
  • Hemocultivo para bacterias
  • Biopsia del hígado
  • Examen de sangre para bilirrubina
  • Hemograma o conteo sanguíneo completo
  • Pruebas de la función hepática

Tratamiento

El tratamiento en general consta en la colocación de una sonda a través de la piel para el drenaje del absceso. Con menor frecuencia es necesaria la cirugía. El paciente también recibirá antibióticos durante alrededor de entre 4 y 6 semanas, luego de la aspiración del absceso. En algunos casos los antibióticos por sí solos pueden curar la infección.

Pronóstico

El absceso hepático piógeno es potencialmente mortal en algunos casos. Con tratamiento la tasa de mortalidad es de alrededor de entre el 10 y 305. El riesgo de muerte es mayor en personas con muchos abscesos hepáticos.

Una de las complicaciones que puede llevar a la muerte es la sepsis.

Puntaje: 
Su voto: Ninguno Average: 5 (2 votes)