El café y el cáncer de cabeza y cuello

Estos dos tipos de cáncer afectan comúnmente las glándulas salivales, los senos paranasales, la boca, la faringe y los ganglios linfáticos, situados en la parte superior del cuello; y están asociados principalmente al tabaquismo (en un 80%), o al consumo de alcohol.

Diversos estudios han arrojado la siguiente hipótesis: El consumo de bebidas que contienen cafeína (café y té), permite disminuir el riesgo de aparición de cáncer de cuello y cabeza. Dichos estudios fueron realizados sobre un total de 14 mil pacientes provenientes de diversos países, todos consumidores asiduos de cafeína.

Los resultados obtenidos fueron muy reveladores. Las personas que consumían café a diario (1 taza) bajaron notablemente el riesgo de contraer cáncer de cabeza y cáncer de cuello, y el riesgo se redujo aún más para los pacientes que consumían hasta 4 tazas de café al día. En cambio, el riesgo de adquirir tales tipos de cáncer, se elevaba significativamente para los no bebedores de café.

Otras bondades del café

Aparte de disminuir el riesgo de cáncer, diversos estudios afirman que el café podría disminuir el riesgo de padecer diabetes tipo 2, algunas enfermedades de carácter hepático y Alzheimer. También se dedujo que el café podría disminuir considerablemente problemas cerebrovasculares y ataques cardíacos de tipo secundario.

Sin embargo, no todo es maravilloso en el café, también se llegó a la hipótesis de que podría aumentar los niveles de colesterol y el riesgo de padecer enfermedades del corazón.

Fuente: Galeone, Tavani, Pelucchi, Instituto Nacional del Cáncer (NC); y Natural Standard.
La información vertida en este artículo tiene el solo objetivo de informar, no debe interpretarse con un consejo médico.

Puntaje: 
Su voto: Ninguno Average: 2 (1 vote)