Depresión
Depresión

Las últimas caídas que ha tenido la bolsa han provocado descalabros económicos en distintos sectores del planeta, pero también han generado problemas emocionales en las personas que observan cómo las esperanzas de ahorrar para la vejez o el estudio de sus hijos, se esfuma en lo que parece será una doble recesión. La ira y la incertidumbre se ha identificado son los síntomas principales de un gran decaimiento emocional y depresión.

Este lunes Wall Street vio cómo la bolsa de desplomaba al punto de ser la caída más pronunciada desde el 2008, y el fenómeno se repitió en las distintas bolsas del mundo, pero ¿Cómo responden las personas a esto? De acuerdo a lo que señala el Dr. Carl Greiner de la Universidad de Nebraska (Psiquiatra) “la caída de la bolsa atrajo miedo e incertidumbre en las personas…”, a lo que más tarde agregó “Mucha gente estaba esperanzada con lo que podría lograr al enderezarse la economía estadounidense, ahora ven al mundo financiero en un limbo y se pierden con él…”.

El cuadro emocional empeora cuando se observa que la gente no sólo tiene desazón por lo que ocurre, sino también ira por la mala o deficiente gestión que han realizado los legisladores, por lo que la ansiedad en las personas no es lo más preocupante ahora. El director de psicología del Centro Médico Maimonides de New York, Alan Hilfer, dijo “todos estamos ansiosos, pero también enojados por la mala gestión que han hecho legisladores y políticos de todo esto”.

Con el ritmo de cosas que se están viviendo, cada persona tiene que “arreglárselas” para entender qué es lo que está pasando, por lo que el cansancio es uno de los síntomas que llegó para quedarse en mucha gente, pues crisis queda para bastante rato y los medios de comunicación no ayudan para nada en el sentir de la gente.

Las comunicaciones han vuelto a la economía en un verdadero evento deportivo, uno que se narra minuto a minuto, algo que ciertamente para muchos puede ser bueno, pero que para la mayoría sólo ayuda a generar una sensación de “abismo” en la que se cae y de la que no se regresa tan rápido.

Algunos de los consejos que han dado los expertos para afrontar esta “incertidumbre” de lo que pasará en adelante es dar gracias por lo que se tiene, aprovechar las oportunidades de trabajo y tratar de ocupar los recursos disponibles de la mejor forma, pues así evitaremos sentirnos “dilapidadores” de lo que no tenemos o costo demasiado conseguir.

Puntaje: 
Sin votos aún