Suplementos deportivos

Podemos decir que dos de los valores que caracterizan la época actual y reflejan nuestro modo de pensar y de ver el mundo, son: la belleza y la salud. Si echamos un vistazo a nuestro alrededor, encontraremos tales conceptos por doquier: gente haciendo footing en la calle, una increíble oferta de disciplinas deportivas como aerobic, spinning, yoga y tai chi, programas de televisión dedicados a la moda, el ejercicio físico y las dietas, más una innumerable variedad de productos dietéticos y de nutrición.

Todo es lógico, el mercado simplemente responde a nuestra necesidad y deseo de vernos bien y de gustar a los demás; ¿o quizás sea al revés?

La cuestión es que en pos de alcanzar nuestros objetivos, podemos errar en los métodos. ¿Es recomendable consumir suplementos deportivos? ¿Cuáles son sus resultados?

La principal fuente de vitaminas, proteínas y elementos necesarios para el buen funcionamiento de nuestro cuerpo, es la alimentación. Se recomienda una dieta variada y equilibrada que incluya productos como frutas, verduras, carnes magras, yogures, cereales y al menos 2 litros de agua por día.

En el caso de un deportista, quién incluso requiere una dosis mayor de proteínas, puede obtenerlas gracias al consumo de carnes blancas y rojas, huevos y leche.

Luego de esta fuente natural de energía, viene una gran variedad de suplementos dietarios altamente utilizados, en muchos casos, sin el control de un nutricionista o médico. No es recomendable el consumo de un suplemento deportivo en base a la recomendación de un amigo o de una revista, es infaltable la consulta a un profesional.
El uso de suplementos es un tema puntiagudo y no existe una posición oficial al respecto, sin embargo, los productos disponibles en el mercado y utilizados, tanto por deportistas como por no deportistas, son:

  • Creatina: Es un ácido que se encuentra en los músculos y se incluye en la mayoría de los suplementos dietarios. Se utiliza para lograr el aumento de energía y de tamaño muscular. Sus consecuencias negativas aún no se han establecido.
  • Ribosa: Según estudios científicos, la ribosa no es eficaz para mejorar el rendimiento deportivo, aunque es recomendada en pacientes con problemas cardíacos.
  • Ginseng: Ayuda a mejorar las funciones del cuerpo, tiene efectos antiinflamatorios y antiestrés, aumenta el rendimiento pero puede traer efectos negativos como hipertensión y dolores de cabeza, entre otros.
  • Carnitina: Permite el movimiento de ácidos grasos y acelera el metabolismo, pero puede provocar nauseas y vómitos.
  • Aminoácidos: Colaboran en la creación de hormonas y anticuerpos, además de protagonizar la síntesis proteica necesaria para el desarrollo muscular. Los más utilizados por los deportistas son: isoleucina, leucina y valina. Su mal uso puede causar malfuncionamiento hepático.
  • Anabólicos: Se utilizan como suplemento aunque también para ciertas enfermedades. Su uso, incluso en dosis mínimas, puede traer las siguientes consecuencias: incapacidad para procesar información, adicción y posibles enfermedades mentales.

Hay registro de estudios realizados a deportistas quiénes consumen suplementos deportivos y demuestran las siguientes consecuencias: retención de proteínas y excreción de nitrógeno en la orina.

A modo de conclusión casi lógica de la información precedente, se desprende la idea de que no es recomendable el uso de suplementos deportivos, por tener entre sus componentes sustancias con efectos negativos para la salud. En caso de haber una necesidad concreta para su consumo, es una condición infaltable, recurrir a un médico o nutricionista a fin de obtener información y control.

Puntaje: 
Su voto: Ninguno Average: 5 (4 votes)