Hematoma

Un moretón o hematoma es un área de decoloración de la piel que es causada por la presencia de sangre debajo de la piel, aparece cuando se rompen pequeños vasos sanguíneos y sus contenidos se filtran dentro del tejido subcutáneo.

Hay tres tipos de moretones:

  • Subcutáneo: Debajo de la piel
  • Intramuscular: Dentro del músculo
  • Perióstico: En el hueso

Suelen ser bastante dolorosos e inflamarse. Su desaparición puede llevar meses, pero en general desaparecen en semanas. Al principio toman un color rojizo, luego lo cambian al azul violeta y finalmente amarillo verdoso. Los hematomas periósticos son los más dolorosos, graves y que tardan más en desaparecer.

Causas

  • Golpes
  • Caídas
  • Accidentes de tránsito
  • Lesiones deportivas
  • Tomar anticoagulantes como warfarina (Coumadin) o ácido acetilsalicílico (aspirina) puede favorecer la formación de hematomas

Síntomas

  • Dolor: Puede haber dolor al tacto o en caso de afectar algún músculo al usar el mismo, por ejemplo un brazo o pierna
  • Cambio de coloración de la piel: La zona donde se ha producido el golpe y en consecuencia aparecido el hematoma se presenta en un principio de color rojo rosáceo, luego azulado, luego amarillo verdoso y finalmente retoma el color original de la piel
  • Inflamación: con el paso del tiempo y la colocación de hielo la hinchazón baja

Los primeros auxilios

  • Colocar hielo sobre el hematoma. Esto reducirá la inflamación y ayudará a que sane con mayor facilidad. Es aconsejable no colocar jamás el hielo directo sobre la piel porque esto puede quemarla, hacerlo siempre envolviéndolo en una toalla o trapo limpio, durante unos 15 o 20 minutos. Repetir esto varias veces en el día
  • Reposar la parte del cuerpo que está afectada, no sobrecargarla ni sobre exigirla
  • Mantener elevada la zona del hematoma, si es posible, por arriba del nivel del corazón; así se evita el estancamiento de la sangre en el tejido afectado
  • Usar antiinflamatorios para la inflamación y si es necesario algún analgésico para calmar el dolor (paracetamol, por ejemplo)

Lo que no se debe hacer:

  • Drenar el hematoma con una aguja
  • Quitarle trascendencia al dolor o la inflamación
  • Continuar realizando actividades en las que se fuerce la zona donde está el hematoma y el dolor

Casos en los que es conveniente llamar a un médico

  • Si hay una presión extrema en la parte del hematoma, sobre todo cuando se trata de un área grande. La causa de esto puede ser una afección llamada síndrome compartimental. El incremento de la presión en los tejidos y estructuras blandas debajo de la piel, pueden reducir el abastecimiento de sangre y oxígeno a los tejidos. Esta afección es potencialmente mortal y el paciente debe recibir atención médica inmediata. Si bien esta afección es poco frecuente, puede requerir en caso de presentarse de una cirugía para aliviar la acumulación de presión
  • Hay signos de infección en la zona que rodea al hematoma, como ser pus, enrojecimiento, fiebre o secreciones
  • Aparece un hematoma sin haber una causa que lo explique: Caída, golpe, etc.
Puntaje: 
Su voto: Ninguno Average: 5 (1 vote)