Cáncer - Prevención
Foto cortesía de sfxeric - Flickr.com

El cáncer es una grave enfermedad que avanza a diario en el mundo, cada vez y lamentablemente sin cura aparente hasta la actualidad, por esto los cuidados y precauciones, por más simples que parezcan, nunca están de más.
Veamos algunos consejos simples y cotidianos para prevenir el cáncer, de acuerdo a estudios realizados por investigadores de la Universidad de Harvard(1) :

Cítricos siempre
Los cítricos acaban con la cepa de las bacterias Helicobacter pylori, aquellas culpables de ocasionar úlceras pépticas que suelen derivar en cáncer al estómago.
Los niveles altos de vitamina C en sangre, disminuyen la posibilidad de desarrollar la cepa causal de las bacterias que producen los tumores digestivos malignos.

El maravilloso sol
El sol es una de las principales fuentes de vitamina D, la exposición de 10 a 15 minutos al día es suficiente. Quienes viven en climas carentes de sol, pueden suplir sus beneficios con un suplemento diario de 400 IU.

Vaporizar vegetales
La vaporización de los vegetales durante 3 o 4 minutos, mejora su poder combativo del compuesto sulforafano, encargado de detener el avance de las células del cáncer de mama. Por ejemplo, el consumo de un brócoli vaporizado ayuda a evitar el cáncer de ovarios, estómago, vejiga, pulmón, colon y recto. Se recomienda vaporizar de manera tradicional, el microondas quita gran parte de los antioxidantes.

Tomar café
Beber dos o más tazas de café descafeinado al día puede reducir la incidencia del cáncer en un 52%. Según resultados de los estudios realizados por investigadores de la Universidad de Harvard, el café aumenta el número de evacuaciones, lo que a su vez disminuye el riesgo de ciertas enfermedades cancerígenas.

Un buen doctor
Tener un doctor con mucha experiencia (25 años de experiencia) es primordial para tratar algunas enfermedades ligadas al cáncer. Según estudios realizados por University of California, los doctores que cuentan con una experiencia superior a los 25 años, tienen mayor precisión para interpretar el cáncer.

Perder peso
El sobrepeso u obesidad puede aumentar hasta 6.35 veces la probabilidad de desarrollar cáncer de útero (estudio publicado en New England Journal of Medicine).
Para conocer nuestro soprepeso, es necesario calcular el índice de masa corporal, multiplicando por 2 nuestra estatura y diviendo el resultado por nuestro peso, si el resultado final está entre 25 y 29.9, no hay sobrepeso o es normal. Si el resultado supera los 30, existe un sobrepeso importante, por lo que habrá que realizar una dieta bajo la supervisión de un profesional. Nota: Perder peso en exceso disminuye la producción de hormonas femeninas y esta deficiencia puede exponer a las mujeres a sufrir cáncer de mama.

Consumo de plátanos
Según un estudio realizado por Karolinska Institute, de Suecia, comer plátanos reduce el riesgo de contraer cáncer renal hasta en un 54%. También son buenas las zanahorias y tubérculos para evitar este mal.

Chequear el cuerpo entero
Para esto es necesaria la ayuda de alguien de confianza o nuestra pareja, ya que hay lugares que se escapan a nuestra vista y al pasar los años se hace más difícil el acceso a ellos. Lunares extraños, imperfecciones, protuberancias, pecas, marcas o cualquier tipo de cambio puede alertar un posible cáncer de piel. Pasados los cuarenta años de edad es recomendable asistir al dermatólogo por lo menos una vez por año.

Los dolores avisan
A veces el cuerpo avisa y da alertas traducidas en dolores, es por eso que no debemos dejar pasar algunos dolores aunque parezcan insignificantes. Desde un simple ardor al orinar que puede avisar un cáncer de ovario o una picazón en la piel que puede avisar un cáncer de piel. Recuerde que el cáncer detectado a tiempo se puede curar.

(1)Health Professionals Follow-Up Study - Universidad de Harvard

Puntaje: 
Sin votos aún