Sarcoma de Ewing
La fractura por una lesión menor puede ser un síntoma de sarcoma

Es un tumor óseo canceroso que afecta a los niños, generalmente a los varones durante pubertad (entre los 10 y los 20 años) que es cuando sus huesos crecen con mayor rapidez.

Puede comenzar en cualquier parte del cuerpo, pero en general se origina en los huesos del tórax, la pelvis, los huesos largos de los brazos y las piernas, en los huesos planos del tronco y en el cráneo.

El tumor suele hacer metástasis (propagarse) a otros huesos y a los pulmones. La metástasis suele observarse al momento del diagnóstico, en cerca de 1/3 de los casos.

El sarcoma de Ewing es muy poco frecuente en adultos.

Síntomas

  • Dolor óseo intenso
  • Hinchazón en la zona del tumor
  • Fiebre
  • Fractura en la zona del tumor tras una lesión menor (fractura patológica)

Diagnóstico

Los exámenes de diagnóstico para la localización del tumor y cualquier metástasis abarcan:

  • Radiografía de tórax
  • Tomografía computada de tórax
  • Biopsia del tumor
  • Radiografía del tumor
  • Resonancia magnética del tumor
  • Gammagrafía ósea

Tratamiento

El tratamiento depende fundamentalmente del tamaño y de la localización del tumor, además de si hay metástasis o no.
Quimioterapia

En un principio todos los pacientes son sometidos a tratamiento de quimioterapia previamente a la cirugía, para reducir el tamaño del tumor antes de extirparlo y eliminar posibles células tumorales. Y posteriormente a la intervención quirúrgica puede volverse a aplicar quimioterapia para asegurarse que las células cancerosas no vuelvan a aparecer o radioterapia dependiendo del caso.

Radioterapia

La radioterapia puede ser indicada antes de la operación para reducir el tumor o en los casos en que la cirugía es demasiado peligrosa o difícil por la localización del tumor.

Extirpación quirúrgica del tumor

Tras la quimioterapia o la radioterapia, según el caso, la gran mayoría de los tumores son extirpados quirúrgicamente. En algunos casos el tejido extraído debe ser reemplazado por un injerto de tejido donado o tejido artificial.

Cuando el tumor está adherido a los nervios y o vasos sanguíneos, es posible que la única opción sea la amputación de la extremidad comprometida.

Pronóstico

El pronóstico depende de la localización del tumor y de si se ha propagado a otras partes o no.

Las mejores opciones de cura son la combinación de tratamientos que incluyan radioterapia, quimioterapia o cirugía, en un centro de atención especializado.

Los avances en la quimioterapia han mejorado mucho la supervivencia de los pacientes con sarcoma de Ewing. El tratamiento total se prolonga por, aproximadamente, 1 año.

En los casos de detección precoz y sin metástasis el pronóstico es de hasta un 70% de posibilidades de cura.

Puntaje: 
Sin votos aún