Cáncer de huesos

El cáncer de huesos es un tipo de cáncer relativamente raro, en que las células cancerosas crecen y se reproducen descontroladamente en el tejido de los huesos. Puede comenzar en el hueso o propagarse a éste desde otras partes del cuerpo.

Cuando comienza en el hueso se llama cáncer primario y en los casos en que las células cancerosas se extienden al hueso desde otras zonas del cuerpo, se llama cáncer secundario. Hay distintos tipos de cáncer a los huesos, entre ellos están:

Tipos de cáncer de huesos:

  1. Osteosarcoma: Es el tipo de cáncer primario que ocurre con mayor frecuencia. Este tumor canceroso, generalmente, aparece en los huesos en desarrollo, por lo cual es más común entre los 10 y los 25 años
  2. Condrosarcoma: Es el segundo tipo de cáncer primario que se da con más frecuencia y se manifiesta en los cartílagos, generalmente, después de los 50 años de edad
  3. Cordoma: Es un tipo de cáncer primario y suele manifestarse en la columna vertebral o en el cráneo
  4. Fibrosarcoma e histiocitoma fibroso maligno: Es un tipo de cáncer que suele desarrollarse en los tejidos blandos como ser músculos, ligamentos, tendones, etc. y posteriormente propagarse a los huesos de brazos, piernas o mandíbula
  5. Sarcoma de Ewing: Habitualmente suele desarrollarse en la cavidad ósea de piernas y brazos

Causas

Se desconoce con exactitud la causa del cáncer de huesos primario, pero la genética desempeña un rol determinante en casi todos los casos.

Factores de riesgo

  • Exposición a la radiación
  • Enfermedad de Paget
  • Antecedentes en la familia de cáncer de huesos
  • Predisposición genética

Además de los ya descritos, hay determinados factores de riesgo específicos para ciertos tipos de cáncer de huesos:

  1. Osteosarcoma
  • Sexo masculino
  • Tener entre 10 y 30 años
  • Síndrome de Li-Fraumeni y de Rothmund-Thompson
  • Transplante de medula ósea
  • Retinoblastoma (un tipo de cáncer de ojo poco común)
  • Condrosarcoma
    • Ser mayor de 20 años
    • Exostosis múltiple
  • Fibrosarcoma e histiocitoma fibroso maligno
    • Ser anciano o adulto de mediana edad
  • Sarcoma de Ewing
    • Ser menor de 30 años

    Síntomas

    Los síntomas dependen de la localización y tamaño del tumor. Entre los más habituales están:

    • Dolor agudo en los huesos, de una intensidad tal capaz de despertarlo en medio de la noche
    • Dificultades para respirar
    • Dolor en la zona del tumor
    • Fracturas óseas
    • Fatiga
    • Pérdida de peso inexplicable
    • Inflamación o prominencia en la zona del tumor

    Diagnóstico

    Entre las pruebas para realizar el diagnóstico están:

    • Radiografías
    • Exámenes de sangre: Para constatar el nivel de la enzima fosfata alcalina, ya que las personas que tienen cáncer de husos liberan altos niveles de ésta
    • Tomografía computada
    • Escáner óseo: Es un examen que busca tumores en los huesos
    • Biopsia: Se extrae una muestra de tejido óseo para analizarlo en la búsqueda de células cancerígenas
    • Resonancia magnética

    Tratamiento

    Cuando ha sido localizado el cáncer, deben realizarse pruebas para ver si se ha propagado, y si es así hasta a dónde. Ya que el tratamiento dependerá de la etapa en la que se descubra el cáncer, la extensión y del estado de salud del enfermo.

    Entre las opciones de tratamiento están:

    • Radioterapia: Se utiliza para eliminar las células cancerosas y reducir el tamaño del tumor. La radiación puede ser externa o interna
    • Quimioterapia: Se trata de la administración de medicación para eliminar las células cancerosas
    • Cirugía: La intervención quirúrgica consiste en extraer el tumor y el tejido que lo rodea y, en ocasiones, los nódulos linfáticos próximos. Incluso puede ser necesaria la amputación de la extremidad comprometida
    • Terapia mieloablativa con apoyo de células madre: En los casos en que el cáncer se ha propagado puede utilizarse quimioterapia intensa para eliminar las células cancerosas. Este tratamiento también daña la médula ósea por ello las células madre son administradas para compensar la pérdida de médula destruida
    Puntaje: 
    Su voto: Ninguno Average: 4 (72 votes)