Correr quema energías = calorías

Cada vez que escuchamos hablar de las calorías casi la asociamos a dietas y cómo quemarlas. Pero las calorías que encontramos en todos los alimentos que ingerimos todos los días sirven para darnos la suficiente energía para vivir. Entremos un poco más al mundo de las calorías y aprendamos cómo se queman.

El proceso del quemado de calorías es más complejo de lo que creemos, es todo un camino largo que sigue nuestro organismo para sacarle el mejor provecho energético a los alimentos a través de las calorías.

Todo empieza cuando los nutrientes de los alimentos ingresan a nuestro cuerpo a través de las células, este primer proceso se llama “respiración celular”, no tiene nada que ver con la respiración pulmonar a a que estamos familiarizados; este complejo proceso consiste en la oxidación de las pequeñas moléculas de los alimentos (queda claro que las calorías ingresan a nuestro organismo a través de los alimentos).

Una vez realizado el proceso de oxidación estas se convierten en dióxido de carbono, para ser luego ser exhaladas en la respiración (respiración celular). En todo este proceso es necesario el oxígeno que produce la molécula ATP, la cual también es una suerte de almacén de energía en donde las células siguen su proceso.

Este proceso ocurre en las mitocondrias, un pequeño órgano que es una suerte de convertidor de células a energía, dentro de este órgano las células van pasando en cadena la energía que producen, además de los los electrones que producen en este proceso, convirtiendo en oxígeno necesario.

El origen de las células que participan en este proceso puede ser distintos, es decir grasa, azúcar o proteínas, todo dependerá del tipo de alimentos ingerimos. Así mismo el proceso es distinto dependiendo de las células.

Se podría comprar al proceso de un motor que recibe combustible y lo convierte en energía para que el coche funcione, pero en este caso el combustible es alimento y el coche somos nosotros. Debemos saber que esta energía producida por las calorías es primordial para nuestra vida, todo lo que hacemos en el día requiere energía, desde respirar, dormir o caminar, inclusive soñar. Esta energía está destinada básicamente en 2 procesos importantes: La producción de nuevas moléculas o ladrillos que construyen el cuerpo humano, que se le conoce como “anabolismo”; Y para el funcionamiento de la “máquina” que conocemos como cuerpo, llamado “catabolismo”.

Puntaje: 
Su voto: Ninguno Average: 2 (1 vote)