Extrañas conductas alimentarias
Tricofagia, extraña costumbre de comer cabello.

La mayor parte de los trastornos alimenticios que se detallan más adelante, involucran extrañas conductas alimenticias que se asocian con un trastorno llamado pica. Es la compulsión por ingerir sustancias que no son alimentos como tierra, barro, pintura, cabello, papel, aserrín, etc. y que pueden suponer algún riesgo para la salud. Son más frecuentes en niños, pero también pueden afectar a los adultos que tienen problemas psicólogos y/o emocionales o que se han visto expuestos a largos períodos de ansiedad, estrés o depresión.

1 Xilofagia

La Xilofagia es el hábito de ingerir madera de forma habitual. Esta conducta es frecuente en los niños, que por curiosidad suelen llevarse a la boca todo tipo de objetos. Sin embargo, quienes padecen este trastorno son, en general, adultos que presentan algún tipo de problema psicológico o daño cerebral. Este trastorno puede causar problemas de salud como anemia, perforaciones del aparato digestivo o estreñimiento. No existe un tratamiento específico para esto. Por ello, los médicos suelen sugerir medicación para controlar la ansiedad, manejar la depresión, realización de psicoterapia y complementos nutricionales en caso de ser necesario.

2 Síndrome de Rapunzel

El nombre correcto es tricofagia. Se trata de la extraña costumbre de comer cabello y en general se da conjuntamente con la tricotilomanía (hábito de jalarse y arrancarse el cabello que suele presentarse en niños abusados o maltratados o en personas con trastornos psiquiátricos o problemas psicológicos). Ocurre a un porcentaje muy bajo de los habitantes del mundo, entre el 0,6 y el 1,6%. Las personas que padecen este trastorno, suelen presentar graves problemas de salud. El pelo ingerido se convierte en una bola y puede causar dolor abdominal, náuseas, vómitos y bloquear el intestino. La única solución en este caso es recurrir a una cirugía para remover el pelo.

3 Hyalofagia

Se trata de la extraña y riesgosa obsesión de comer vidrio. Es una de las costumbres alimentarias raras más peligrosa para la salud. Ya que mientras la persona ingiere el vidrio, pueden producirse heridas en la garganta, el aparato digestivo, estómago e intestino, provocando una severa hemorragia y en casos extremos la muerte.

4 Urofagia y Coprofagia

Se trata de una extraña conducta alimenticia que consiste en beber la orina (urofagia) y/o comer las heces (coprofagia) propias o ajenas. La primera se asocia con una parafilia sexual que consiste en la excitación que produce la micción. El primero en describirla fue el sexólogo británico Havelock Ellis. También hay una corriente que considera que el beber la orina (orinoterapia) como una terapia alternativa para tratar alergias y fortalecer el sistema inmune.

Puntaje: 
Su voto: Ninguno Average: 5 (1 vote)