Síndrome del edificio enfermo

Se trata de un conjunto de síntomas que produce un inmueble sobre sus habitantes, que incluyen malestar temporal generalmente en las vías respiratorias (mucosidad, sequedad nasal, etc). Las causas específicas se desconocen, pero se atribuyen, fundamentalmente, a la contaminación del aire que circula en dichas instalaciones, como consecuencia de una sumatoria de cosas que ensucian el aire y afecta a los más vulnerables.

Generalmente afecta a personas que habitan o trabajan en construcciones herméticas que tienen sistemas centralizados de ventilación, suelos con moquetes, ventanas cerradas, están hechos con materiales baratos, las tomas de aire están mal ubicadas, etc. En este tipo de edificaciones, el aire recircula permanentemente a través de conductos en los que se carga de partículas que son perjudiciales para la salud.

Los agentes causantes de la contaminación del aire son:

  • Químicos: Dióxido de carbono que es expulsado al respirar, polvo, compuestos orgánicos volátiles
  • Biológicos: Hongos, bacterias, ácaros que están en los sistemas de ventilación
  • Físicos: Mala o excesiva iluminación, humedad, ruido, vibraciones, olores desagradables, cambios en la temperatura
  • Psicosociales: Influyen también aspectos tales como las relaciones laborales, la organización de la jornada laboral, etc

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), alrededor de un 30% de las edificaciones modernas pueden causar síndrome del edificio enfermo en sus ocupantes.

Síntomas

Las molestias más comunes causadas por este síndrome están asociadas con las vías respiratorias, pero los síntomas son muy variados y pueden incluir:

  • Síntomas nasales: Irritación y sequedad nasal, congestión, abundante mucosidad, tos, trastorno del olfato
  • Dolor de garganta: Irritación, enrojecimiento, sequedad en la garganta, ronquera, inflamación
  • Molestias oculares: Enrojecimiento, irritación, cansancio, picazón
  • Molestias en la piel: Picazón e irritación
  • Otros malestares: Náuseas, dolor de cabeza, fatiga mental, somnolencia, vértigo, alergias y dificultades para concentrarse

Los síntomas suelen afectar a las personas que padecen este síndrome sólo mientras permanecen en el inmueble y desaparecen una vez que lo abandonan.

Según la OMS, para que pueda hablarse de síndrome del edificio enfermo, los síntomas tienen que afectar a más del 20% de las personas que habitan en el inmueble.

Solución al síndrome del edificio enfermo:

Dado que las causas principales son las características del inmueble, la solución incluye indefectiblemente realizar una serie de reformas en el mismo. Pro sin llegar a este extremo que implica un importante gasto económico, pueden primero realizarse algunas cosas que pueden ayudar:

  • Limpiar el sistema de ventilación: Limpiar los conductos que es donde se acumulan las bacterias que afectan la salud y hacerlo periódicamente
  • Buscar la manera de conseguir mayor entrada y salida de aire fresco para que se renueve
  • Asegurarse que las tomas de aire estén protegidas
  • Mantener una temperatura ambiente confortable, que oscile entre los 22 y 24º
  • Mantener la humedad entre el 40% y 60%
  • Almacenar en lugares adecuados los productos de limpieza, trabajo y demás que puedan tener sustancias químicas, para evitar un mal uso o vertido de los mismos
  • Mejorar la iluminación de los ambientes y erradicar los ruidos
Puntaje: 
Sin votos aún