Dolor cervical

Se trata de una molestia en alguna de las estructuras del cuello, como ser nervios, huesos, músculos o discos intervertebrales.

Cuando el dolor en el cuello compromete algún nervio, puede haber hormigueo, entumecimiento o debilidad en el brazo o mano.

Causas

La distensión o tensión muscular es la causa más frecuente de dolor cervical y generalmente las actividades diarias son las causantes:

  • Mala postura al ver televisión, leer o estar frente a la computadora
  • Dormir en una mala posición
  • Estar sentado frente a un escritorio por demasiadas horas
  • Usar el monitor de la computadora muy alto o bajo
  • Girar o torcer el cuello con sacudones al hacer el ejercicio
  • Los accidentes extremos o caídas pueden causar lesiones cervicales graves como latigazo cervical, fracturas de las vértebras, lesión de los vasos sanguíneos e inclusive parálisis

Otras causas de dolor cervical pueden incluir:

  • Artritis cervical o espondilosis
  • Pequeñas fracturas en la columna como consecuencia de osteoporosis
  • Esguinces
  • Cáncer que compromete la columna
  • Fibromialgia
  • Infecciones de la columna como abscesos, disquitos u osteomielitis

Cuando las causas de dolor cervical son menores seguir las siguientes recomendaciones:

  • Tomar analgésicos de venta libre como paracetamol o ibuprofeno
  • Suspender la actividad física por algunos días, ayudará a calmar los síntomas y disminuir la inflamación
  • Pedir a alguien que de un suave masaje en las zonas adoloridas
  • Aplicar calor o frío en la zona del dolor. Hielo durante las primeras 48 a 72 horas y calor posteriormente. El calor puede aplicarse a través de duchas calientes, almohadillas térmicas, compresas, etc.
  • Realizar lentamente ejercicios de rango de movimiento, de arriba abajo y de un lado a otro, llevando la oreja al hombro de mismo lado, para ayudar a estirar los músculos de la zona
  • Dormir en un colchón firme sin almohada o con una almohada especial

Evitar las siguientes actividades, salvo contraria indicación médica:

  • Fútbol americano
  • Ballet
  • Abdominales con las piernas estiradas
  • Trote deportivo
  • Golf
  • Levantamiento de pesas

¿En qué caos contactar al médico?

  • Si hay fiebre, dolor de cabeza, rigidez en el cuello que impide tocar el pecho con el menton, ya que puede tratarse de meningitis
  • Hay síntomas de ataque cardíaco como dolor en el brazo, la mandíbula, dificultades para respirar, sudoración, náuseas o vómitos
  • Hay entumecimiento, debilidad u hormigueo en el brazo o mano
  • Hay inflamación de los ganglios o protuberancia en el cuello
  • Hay dificultades para deglutir o respirar conjuntamente con el dolor del cuello
  • El dolor es tan intenso que no puede estar cómodo
  • Los síntomas no desaparecen tras una semana de cuidados en el hogar
  • El dolor del cuello es como consecuencia de caída, lesión o golpe
  • El dolor no cesa aún con las dosis regulares de analgésicos
  • El dolor se agrava al acostarse o despertarse en la noche
  • Hay pérdida del control de esfínteres

Prevención

Algunas medidas pueden prevenir el dolor cervical o aliviarlo:

  • Realizar ejercicios de estiramiento para el cuello y la parte alta del cuerpo. Realizar estiramientos diariamente, sobre todo antes y después del ejercicio. La fisioterapia puede ser de gran ayuda
  • Si se trabaja frente a una computadora, estirar el cuello cada más o menos una hora
  • Colocar el material de lectura a la altura de los ojos
  • usar cinturón de seguridad y cascos para bicicleta para prevenir posibles lesiones
  • Usar técnicas de relajación para prevenir la tensión y el estrés en la zona de los músculos del cuello
  • adoptar una buena postura, sobre todo si se está frente a un escritorio durante muchas horas. Mantener apoyada la espalda y ajustar el monitor de la computadora a la altura de los ojos
  • Usar bincha para atender el teléfono, cuando las obligaciones laborales implican estar al teléfono durante muchas horas
  • Considerar la forma de descanso, el colchón, la almohada, etc.
Puntaje: 
Sin votos aún