Meibomianitis

Se trata de una inflamación de las glándulas meibonianas, un grupo de glándulas de los párpados encargadas de segregar aceites a través de sus diminutos orificios sobre la superficie de la córnea, para proteger el ojo.

Toda afección que implique un incremento en la cantidad de secreciones de aceite de las glándulas meibonianas, causará una acumulación del excedente en los bordes de los párpados. Esto posibilitará la proliferación de bacterias que en general están presentes en la piel y comenzarán a multiplicarse.

Este tipo de problemas pueden ser causados por cambio hormonales propios de la adolescencia, alergias, algunos medicamentos que incrementan las bacterias en los párpados, maquillaje de ojos, ciertas soluciones de lentes de contacto o afecciones de la piel como el acné o la rosácea.

La meibomianitis se asocia con frecuencia con la blefaritis, una afección caracterizada por la inflamación de los párpados, que puede causar la acumulación en la base de las pestañas de una sustancia parecida a la caspa.

No es contagiosa y es más frecuente en adultos que en niños.

Síntomas

  • Resequedad en los ojos
  • Ojos llorosos
  • Presencia de costra en las pestañas luego de dormir
  • Sensibilidad a la luz
  • Picazón en los párpados
  • Sensación de ardor y arenilla en los ojos
  • Orzuelos frecuentes
  • Inflamación y enrojecimiento de los bordes del párpado
  • Ligera borrosidad de la visión que se aclara al parpadear, como consecuencia del exceso de aceite en las lágrimas
  • Descamación de la piel de alrededor de los ojos

Tratamiento

El tratamiento convencional para aliviar los síntomas implica:

  • Limpiar cuidadosamente los bordes de los párpados
  • Aplicación de calor húmedo en el ojo afectado
  • Aplicación de lágrimas artificiales para aquellos que padecen sequedad en los ojos
  • Medicación para tratar la enfermedad subyacente, cuando la meibomianitis se debe a alguna afección como la acné o rosácea
  • Dejar de usar lentes de contacto en caso de usarlos

El médico puede indicar algún ungüento antibiótico para aplicar en el borde del párpado.

Otros tratamientos pueden incluir:

    • Inserción de una cánula dentro de cada abertura de la glándula para quitar el exceso de aceite espeso
    • Lipoflow: Colocación de un dispositivo que calienta de forma automática el párpado y ayuda a destapar las glándulas
    • Exprimir la glándula meibomiana para limpiar las glándulas de secreciones (maniobra realizada por oftalmólogo)
    • Semanas de antibiótico tetraciclina

Pronóstico

La meibomianitis no amenaza la visión pero puede ser la causa crónica y recurrente de irritación ocular. En muchos casos las personas afectadas encuentran que los tratamientos no son efectivos, dado que no ven resultados inmediatos. Pero con el tratamiento, en general, se logra disminuir los síntomas.

Puntaje: 
Sin votos aún