Orzuelo

¿Qué es?

El orzuelo es una protuberancia enrojecida e inflamada que se localiza en el borde del párpado, muy próximo a las pestañas. Es muy similar a un grano, de hecho es una glándula sebácea que se inflama y se vuelve muy sensible.

Causas

El orzuelo es causado por la presencia de bacterias, que habitualmente se encuentran en la piel, que penetran en las glándulas sebáceas de los párpados, tapando las glándulas oculares produciendo la inflamación de las mismas y la formación del orzuelo. En general, se desarrollan muy rápidamente, el orzuelo que se localiza en el exterior tiende a drenar, curándose espontáneamente. Mientras que el que se ubica en el interior del ojo, demora más en curar y el absceso puede no drenar con facilidad.

Factores de riesgo

  • Tener blefaritis (inflamación de los conductos de las pestañas que bordean y se extienden por todo el párpado superior) incrementa las posibilidades de desarrollar orzuelos

Síntomas

  • Protuberancia inflamada y rojiza en el párpado superior
  • Dolor en la zona afectada
  • Lagrimeo
  • Sensibilidad a la luz
  • Sensación de irritación y de arenilla, como si existiese un cuerpo extraño en el ojo
  • Sensibilidad en el párpado
  • Visión borrosa

Diagnóstico

El diagnóstico médico puede realizarse mediante la simple observación y no suelen ser necesarios otro tipo de exámenes.

Tratamiento

  • Colocar compresas tibias por 10 minutos en la zona afectada varias veces en el día
  • No intentar sacar el orzuelo o cualquier prominencia que aparezca en el párpado, dejar que drene espontáneamente
  • Se aconseja no utilizar maquillaje mientras el orzuelo permanezca
  • En los casos de reaparición frecuente de orzuelos la utilización de ungüentos antibióticos puede ser de gran ayuda
  • En los orzuelos demasiado grandes puede ser preciso realizar una incisión para que drene

Algunos tratamientos populares

  • Tomar una alianza de oro, frotarla sobre una superficie de tela de mido que se caliente y colocarla sobre el orzuelo. Esto ayuda a que drene
  • Realizar una infusión de caléndula (una cucharada por medio litro de agua) y humedecer en ella un gasa y colocarla tibia sobre el orzuelo dejando que se enfríe. Repetir, aproximadamente, tres veces al día

Casos en los que se hace indispensable la atención médica

  • Dificultades en la visión
  • Si el orzuelo no mejora ni desaparece pasados unos 15 días de tratamientos en el hogar
  • Aparece una ampolla
  • Si la protuberancia comienza a sangrar
  • Si aumenta mucho de tamaño o se incrementa demasiado el dolor
  • Si reaparece frecuentemente
  • Si hay presencia de costra o se descama el área de los párpados

Pronóstico

Generalmente los orzuelos se curan espontáneamente, pero pueden volver a aparecer. Con tratamiento el pronóstico suele ser muy favorecedor.

Complicaciones

  • Reaparición
  • Propagación de la infección a otros conductos de las pestañas
  • Propagación de la infección al tejido del párpado
  • Chalazión (inflamación y obstrucción total de la glándula sebácea)

Prevención

La higiene de manos es muy importante antes de ponerse en contacto con el área de los ojos. En los casos de vulnerabilidad al desarrollo de orzuelos, limpiarse con cuidado el excedente aceitoso que aparece en los bordes del párpado.

Puntaje: 
Su voto: Ninguno Average: 3.9 (35 votes)